El cantante ultraortodoxo israelí Yonatan Razel generó un escándalo cuando optó por presentarse en su propio concierto con una cinta negra cubriendo sus ojos para no ver a las mujeres al pie del escenario que estaban bailando con su música.

Razel, de 44 años, a menudo se presenta para audiencias mixtas. De todas formas, no es la primera vez que se tapa los ojos en un esfuerzo por evitar ver a las mujeres bailar con su música.

El año pasado, en una actuación en Shiloh, se cubrió la cara con su chaqueta cuando las mujeres comenzaron a bailar.

Na’amat, una organización de mujeres israelíes, protestó por la aparición con los ojos vendados del cantante jaredí en una publicación en Facebook. “¿Hasta dónde llegará este extremismo religioso? ¿Quiénes son los rabinos que fomentan ese comportamiento extraño?”.

Razel es un cantante muy popular en la sociedad religiosa y también entre el público no religioso. Sus canciones se reproducen regularmente en muchas estaciones de radio israelíes, como Reshet Guimel y la radio del Ejército.

 

 

Vía Aurora

Sin comentarios

Deje una respuesta