Los jefes municipales beduinos del Néguev fueron a la oficina del intendente de Arad, Nissan Ben Hamo, para condenar el asesinato del sargento Ron Yitzhak Kokia, cometido por dos beduinos de la zona.

“Compartimos su dolor y condenamos enérgicamente el acto. El asesinato de un soldado inocente es inaceptable para nosotros”, dijo el intendente de Rahat, Talal el Karnawi, al intendente de Arad.

Los líderes beduinos están preocupados de que la coexistencia que ha durado años en Arad se rompa. Muchos de los residentes beduinos del área realizan sus compras allí, pero los dueños de los negocios dicen que ahora están evitando el área comercial.

El Dr. Muhammed el-Nabari jefe municipal de Hura, dijo que este caso conmocionó a todos: “El mensaje debe ser claro y condenatorio”.  Los jefes municipales beduinos expresaron sus condolencias a la familia Kokia y a toda la ciudad de Arad.

El jefe comunitario de Arara, Naif Abu Arar, propuso realizar una marcha en su ciudad en protesta por el asesinato. “Estamos trabajando para fortalecer la coexistencia y condenamos enérgicamente este suceso”, añadió. El jefe municipal de Kseife, Salem Abu Rabía, también expresó sus condolencias y condena.

Jaber Abu Kaf, director del Consejo Regional de el-Kasum manifestó: “Necesitamos influir en la educación de nuestros hijos. Tenemos que vigilarlos y ver que están haciendo y qué están leyendo”.

Ben Hamo agradeció a los alcaldes beduinos y expresó. “Cómo líderes públicos, la condena y el mensaje claro que este acto fue cometido por elementos negativos a la comunidad es muy importante. Nosotros hemos crecido con la comunidad beduina y hasta cuando el país fue agredido por las intifadas, en Arad hubo silencio. Hacemos muchas cosas lindas juntos en el Néguev y no hay razón para que esto no continúe”.

Los familiares de los dos sospechosos del crimen aún no pueden creer que sus hijos estén envueltos en el asesinato de Kokia. Un pariente de los sospechosos, manifestó “condeno todo lo que pasó y lloro por el soldado, no puedo creer que fueron ellos, toda la noche, me senté y lloré. Que Dios haga justicia contra quien haya hecho esto”.

 

Vía Aurora

Sin comentarios

Deje una respuesta