Después de un segundo ataque antisemita esta semana en el sur de Suecia, el portavoz de un grupo de vigilancia afirmó que la comunidad judía debe prepararse para una ola de ataques.

Willy Silberstein, portavoz del Comité Sueco contra el Antisemitismo, habló con Jewish Telegraphy Agence después de un incidente en Malmö, en el que la policía dijo que descubrieron rastros de un líquido inflamable cerca de un cementerio judío que había sido atacado por pirómanos, y dijo: “Hay una ola de ataques antisemitas en este momento y sospecho que este no será el último incidente”.

El sábado por la noche, varios hombres lanzaron bombas incendiarias contra una sinagoga en la cercana ciudad de Gotemburgo horas después de que cientos marcharon por la ciudad en protesta por el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel el miércoles en un anuncio de la Casa Blanca por el presidente Donald Trump. Tres arrestos fueron hechos.

A pesar de los incidentes, la capital de Estocolmo tendrá un alumbrado público de una menorá de Janucá en una plaza central mañana, dijo Silberstein.

“Se aconseja a las personas estar atentos, pero la vida normal continúa, incluso bajo una mayor protección policial que recibimos esta semana”, dijo sobre los centros de la comunidad judía de Estocolmo, donde viven unos 18.000 judíos.

Silberstein dijo que usar kipá (solideo) en Estocolmo es relativamente seguro, “pero hay algunas áreas de Malmö donde no lo aconsejaría”.

 

Vía Aurora / Memri TV

Sin comentarios

Deje una respuesta