Ayer mismo empezó Janucá y hasta los siguientes ocho días las familias judías se estarán reuniendo para cenar y prender las velas juntas. Entre muchas de las costumbres que se llevan a cabo se suelen comer postres dulces y fritos, como donas, churros, buñuelos y frutas envueltas en hojaldre. Sin embargo, de todos los postres, las que se llevan la corona son las sufganiyot:

Ingredientes:

– 1 kg de harina
– 1 cucharada de levadura seca
– Ralladura de 1 limón
– 2/3 de taza de azúcar
– 1 taza de aceite
– 1 cucharadita de sal
– 4 huevos
– Agua tibia
– 1 cucharadita de esencia de vainilla
– Relleno de tu elección

Preparación:

1) Colocar el azúcar, la harina, la levadura, la ralladura de limón, el aceite y la sal en un recipiente.

2) Mezclar e ir vertiendo, poco a poco, agua tibia, hasta obtener la consistencia deseada para formar la masa. Amasar y formar un gran bollo. Dejar reposar hasta que aumente el doble de tamaño de la masa inicial.

3) Volver a amasar luego de haberla dejado reposar. Formar las bolitas de cada sufganiá y freír cada una en abundante aceite, hasta dorarlos de ambos lados.

4) Retirarlos de la sartén, colocar en papel absorbente y rociar con azúcar impalpable

5) Hacer un pequeño hoyo en cada una y rellenar con el relleno escogido.

Sin comentarios

Deje una respuesta