Israel anunció el cierre de la frontera con la Franja de Gaza como respuesta a un ataque con cohetes iniciado desde el enclave que gobierna el grupo terrorista palestino Hamás, la última de una serie de tensiones desatadas por el reconocimiento de Jerusalén como capital del país de parte del presidente de Estados Unidos.

Grupos extremistas habían lanzado tres cohetes contra Israel, dos de los cuales fueron interceptados por el escudo antimisiles Cúpula de Hierro. El tercero cayó en un descampado sin provocar víctimas.

La primera respuesta de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) a este ataque derivó en un bombardeo de infraestructura de Hamas, específicamente sus campos de entrenamiento y almacenes de armas.

Tampoco se registraron víctimas entre los terroristas, que suelen evacuar estos sitios cuando las tensiones con Israel suben, a la espera de bombardeos.

Pero la situación no quedó en un intercambio de fuego. Las FDI anunciaron también el cierre del cruce Kerem Shalom, principal vía terrestre para el ingreso de bienes en la Franja de Gaz, y el paso peatonal Erez, sin especificar la duración de la medida.

Desde el histórico anuncio de del 6 diciembre realizado por Donald Trump con respecto a Jerusalén, que provocó la ira de los palestinos, quienes reclaman el sector este d la ciudad como capital, y de todo el mundo musulmán, al menos 15 cohetes han sido lanzados contra Israel.

El ministro de Cooperación Regional de Israel, Tzachi Hanegbi, señaló en Radio Israel que si bien parecía que Hamas en sí mismo no estaba lanzando los cohetes, era su responsabilidad controlar a facciones extremistas en sus filas. De no hacerlo “se encontraría en una situación de enfrentarse al ejército”.

Hamas e Israel han protagonizado numerosos conflictos en el pasado, y en 2014 vivieron una corta pero intensa guerra desatada precisamente por los ataques con cohetes contra poblaciones israelíes.

Hamas controla a Gaza y a los muchos grupos extremistas en su interior desde el 2007 (Reuters)

Por regla general Israel hace responsable a Hamas de todos los ataques proveniente des Gaza, que el grupo terrorista gobierna desde el 2007.

El miércoles la Organización por la Cooperación Islámica (OCI), compuesta por representantes de 57 países con mayoría musulmana, declaró a Jerusalén Este como “capital ocupada” de Palestina y rechazó la medida de Trump, aumentando también las tensiones en la región.

Vía Infobae / Reuters

Sin comentarios

Deje una respuesta