La Unidad Fiscal de Investigación del atentado de 1994 contra la AMIA solicitó la pena de cuatro años de prisión para el ex presidente de la Nación, Carlos Menem, en el juicio que se le sigue por presunto encubrimiento.

La Fiscalía también solicitó la pena de 13 años de prisión para el ex juez Juan José Galeano, quien tuvo a su cargo la primera etapa de la investigación del atentado terrorista, en el que fueron asesinadas 85 personas.

Asimismo, requirió ocho años de cárcel para los ex fiscales Eamón Mullen y José Barvacchia, quienes intervinieron en el caso, y un año de prisión para Rubén Beraja, ex titular de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA).

El atentado contra el centro comunitario judío sigue impune y tiene dos causas judiciales por presunto encubrimiento.

En la primera de ellas, iniciada en 2005, está acusado, entre otros, Menem, que actualmente tiene fuero parlamentario porque ocupa una banca en el Senado. En esta causa están en el foco numerosas irregularidades detectadas en el primer juicio abierto por el atentado, que concluyó con la declaración de nulidad de toda la investigación y la absolución de los policías imputados.

En el juicio oral, que lleva más de dos años, se ventilaron, por un lado, el pago a Carlos Telleldín para que diera una declaración falsa ante la Justicia y, por otro, el abandono deliberado de la investigación sobre el ciudadano de origen sirio Alberto Kanoore Edul, quien tenía vínculos con la familia Menem.

“Tenemos acreditado que la familia presidencial (de Menem) le hacía favores a la familia Kanoore Edul”, sostuvo uno de los integrantes de la Fiscalía AMIA, Miguel Yivoff.

Por su parte, el también fiscal Roberto Salum aseveró que “todos los hechos imputados se produjeron durante la instrucción e impactaron en la investigación del atentado”.

Al ex presidente Menem la Fiscalía lo acusó de “abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público y encubrimiento” y pidió que se le condene a cuatro años de prisión e inhabilitación por ocho años para cargos públicos.

Para la Fiscalía, “Carlos Saúl Menem determinó a Juan José Galeano, a través de su hermano Munir Menem, abandonar la investigación en la causa sobre Kanoore Edul”.

La otra causa abierta por presunto encubrimiento fue abierta a partir de una denuncia del fiscal Alberto Nisman, quien tenía a su cargo la investigación del caso AMIA y quien, pocos días antes de ser encontrado muerto, denunció a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner por presunto encubrimiento de los iraníes acusados por el atentado.

En el marco de esta última causa, la Cámara Federal ratificó el procesamiento de Cristina Fernández de Kirchner, quien también cuenta con la protección de los fueros porque acaba de asumir este mes una banca en el Senado.

La Justicia ha pedido al Parlamento que quite los fueros a la ex mandataria, tras haberle dictado la prisión preventiva.

El tribunal también ratificó los procesamientos y la prisión preventiva del ex canciller argentino Héctor Timerman y otros imputados en este caso.

 

Vía Aurora

Sin comentarios

Deje una respuesta