Una exposición reciente sobre el Holocausto en la Biblioteca Nacional de Túnez se encontró con una oposición feroz de manifestantes que derribaron carteles y condenaron lo que llamaron “propaganda” del “mito de décadas sobre un genocidio del pueblo judío“.

En un video publicado el 15 de diciembre pasado, poco después de que Donald Trump reconociera a Jerusalén como la capital de Israel, se podía ver a los activistas criticando el intento de educar a sus “pequeños niños para conocer la historia de los judíos“, según una traducción del video publicada por el organismo de monitoreo Middle East Media Research Institute (MEMRI).

La exposición, que contó con el apoyo del Museo del Holocausto de Washington, la UNESCO, la ONUy la Fundación Rosa Luxemburgo de Alemania, fue una iniciativa del historiador tunecino Habib Kazdaghli.

“Esta es una exposición documental histórica que expone y denuncia la propaganda nazi antisemita“, dijo. “El objetivo de esta exposición es hacer que nuestros niños amen [la historia]. Soy historiador, pero se que a mis hijos no les gusta la historia”.

El video mostró a docenas de personas cantando: “¡Palestina libre! ¡Fuera sionistas!”. Luego estas mismas personas pasaron a quitar los carteles sobre la exposición.

“Está molesto porque los niños tunecinos no conocen el Holocausto de los judíos, pero no está molesto porque los hijos de los palestinos hayan pasado por un Holocausto desde 1948 y hasta el día de hoy”, dijo. “Los empleados, intelectuales, lectores e investigadores de la Biblioteca Nacional se oponen a la normalización (de las relaciones con Israel) y a la propaganda a favor de los judíos“.

Kawthar Chebbi, un activista de la sociedad civil, tildó al Holocausto de ser un mito. “A nuestros jóvenes se les está lavando el cerebro con mentiras y mitos vacíos”, dijo. “Este mito de hace décadas sobre un genocidio del pueblo judío por parte del régimen nazi…es una mentira para promover a la entidad sionista y al llamado ‘Estado israelí‘”.

Omar Al-Majri, otro de los activistas reunidos en la Biblioteca, dijo: “El Holocausto fue perpetrado por el movimiento sionista en colaboración con los nazis para transferir a los judíos a Palestina. Esta es una verdad histórica que a Habib Kazdaghli le gusta ignorar”.

Túnez fue uno de los tres países del norte de África que formaban parte de la Francia de Vichy, el títere galo de la Alemania Nazi durante la Segunda Guerra Mundial, donde los alemanes impusieron una legislación antijudía. Los alemanes ocuparon Túnez durante seis meses, desde noviembre de 1942 hasta mayo de 1943. Miles de judíos del país fueron arrestados y enviados a campos de trabajos forzados, donde murieron 265 de ellos. Las fuerzas aliadas capturaron Túnez el 6 de mayo de 1943, impidiendo las deportaciones masivas de judíos a los campos de concentración en Europa.

Fuente: The Times of Israel / Enlace Judío

Sin comentarios

Deje una respuesta