Carlos Olivares, el coleccionista de objetos nazis de Beccar, fue elevado a juicio oral y público por el fiscal Dr. Emilio Guerberoff. El fiscal lo imputó por ser el jefe de una asociación ilícita para contrabandear piezas arqueológicas que son Patrimonio Cultural junto a los miembros de su familia.

Olivares, un vecino de Beccar que fue conocido públicamente por sus locales de antigüedades, pero a mediados del año pasado quedó expuesto después de un operativo que realizó la División Protección de Patrimonio Cultural de la Policía Federal, que tras una investigación, logró develar que en su casa se encontraron decenas de piezas con simbología nazi, entre lo que se encontró un busto de Adolf Hitler. También se hallaron restos fósiles, arqueológicos, momias e, incluso, elementos que figuraban en la “Lista Roja de Objetos Culturales Chinos” que buscaba la UNESCO.

El fiscal Guerberoff en declaraciones al canal Todo Noticias comentó “que todavía no han podido determinar si las piezas encontradas son réplicas o son véraces” dado que todavía no tienen el peritaje completo. Sin embargo, indicó que “serían mitad réplica y mitad originales”.

En la causa que investigó el fiscal y que dio por concluida con la elevación a juicio oral procesó a los miembros de la familia Olivares, que al parecer, estaban involucrados, según lo que se determinó en la causa.

Este caso generó mucha repercusión en la opinión pública nacional e internacional, y en su momento la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) le realizó un reconocimiento a la PFA y a los oficiales de la división que hallaron estas piezas. Además, la DAIA había solicitado, que en en caso de que estas piezas sean reales, fueran donadas y expuestas en el Museo del Holocausto.

Fuente: Clarin.com y Vis a Vis.

Sin comentarios

Deje una respuesta