El Instituto de Tecnología de Israel (Technion) y la Agencia Espacial anunciaron que este año “lanzarán la primera formación autónoma de nano-satélites al espacio”.  Los satélites se usarán para recibir señales de la Tierra y calcular la ubicación de la fuente de transmisión para operaciones de búsqueda y rescate, detección remota y monitoreo ambiental, según aseguró el Technion.

El objetivo del proyecto Adelis-Samson es demostrar que un grupo de satélites puede volar una formación controlada durante un año mientras orbita a una altitud de 600 kilómetros. Además, estos nano-satélites estarán equipados con dispositivos de medición, antenas, sistemas informáticos, sistemas de control y dispositivos de navegación”.

Pini Gurfil, director del proyecto aseveró: “El grado de innovación aquí se puede comparar con el cambio de una PC a una computadora portátil y luego a un teléfono móvil, que ofrece muchas capacidades que sus predecesores”.  Por su parte, Avi Blasberg, director general de la Agencia Espacial de Israel remarcó que “en un futuro cercano”  se pueden esperar redes de miles de nanosatélites que volarán sobre la Tierra y permitirán la comunicación de Internet a una más alta velocidad y por un costo menor al actual.

Fuente: Clarin.com y Technion Website

Sin comentarios

Deje una respuesta