El Servicio de Seguridad Shin Bet reveló este lunes que dos adolescentes beduinas del sur de Israel fueron detenidas por planear un ataque en nombre del grupo Estado Islámico.

Rahman y Tasnin al-Assad, de 19 años, residentes de la beduina de Lakia, son acusadas de jurar lealtad a la organización terrorista y de contactar a un cómplice para llevar a cabo un atentado contra israelíes y judíos durante la noche de Año Nuevo. Las jóvenes también publicaron artículos elogiando al grupo Estado Islámico y material que incita a perpetrar ataques en Israel.

Ahmad Abu Ramila, de 24 años también fue acusado de contactar a un agente extranjero y de conspirar para cometer un crimen.

En su interrogatorio, las mujeres revelaron que planeaban viajar al extranjero para unirse al grupo afiliado al Estado Islámico en la Península Sinaí.

El grupo ordenó a las adolescentes explorar la posibilidad de colocar una bomba en la Universidad Ben-Gurion del Neguev o en la estación central de autobuses de Beer Sheva. Las mujeres dijeron que era imposible llevar a cabo un ataque en la universidad debido a las medidas de seguridad y se negaron a hacerlo en la estación de autobuses diciendo que una gran cantidad de ciudadanos musulmanes podrían resultar heridos.

Rahma al-Assad solicitó la ayuda de Abu Ramila para llevar a cabo un ataque durante la noche de Año Nuevo. Según la acusación, Tasnin intentó encubrirlo para cometer el ataque.

Los tres fueron arrestados en diciembre y la orden de mordaza fue retirada este lunes previo a las acusaciones presentadas ante el Tribunal del Distrito de Beer Sheva.

 

Vía Haaretz / Enlace Judío

Sin comentarios

Deje una respuesta