En el marco de la gira oficial que está realizando la delegación Argentina al Estado de Israel se confirmó, tras una serie de negociaciones, que la Dirección de Administración de Importaciones del Ministerio de Economía de Israel aceptó extender la vida útil de la carne fresca enfriada que se exporta desde nuestro país.

El ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere manifestó: “Es un importante logro tras varios años de negoaciación entre el Senasa y la autoridad sanitaria israelí. Las exportaciones de cortes de alto valor se harán económicamente viable, al reducirse los costos de transporte y permitirse un mayor tiempo de comercialización de nuestro producto en un mercado tan exigente como el israelí”.

Desde el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) detallaron que el período de durabilidad de la carne fresca enfriada pasa de 45 a 85 días, lo cuál permitiría cubrir 50 días de flete marítimo y depósito, quedando 35 días de comercialización con Israel. En marzo del año pasado, la autoridad de inspección sanitaria de Israel realizó una inspección sanitaria que sentó las bases para el acuerdo alcanzado en estos días.

Los principales productos exportados a Israel son carne vacuna, harina de soja, maní, productos de la pesca, jugos de fruta, garbanzos, porotos, ciruelas secas, leche en polvo y productos de confitería. Pero la carne bovina congelada es el principal producto de exportación agroindustrial al Estado Hebreo, representando casi el 60% del total exportado en 2016, por un valor de U$D 115 millones. En cambio, las exportaciones de carne vacuna enfriada apenas llegan a los U$D 7 millones. Cabe señalar que todos los envíos de carne a Israel se realizan cumpliendo las más altas normas de sanidad, inocuidad y certificación religiosa.

Fuente: Ministerio de Agroindustria

 

Sin comentarios

Deje una respuesta