Tras la historica decisión del presidente de Guatemala, Jimmy Morales, de trasladar la Embajada de Tel Aviv a Jerusalém, el Congreso Judío Latinoamericano entrevisto al presidente de la Comunidad Judía de Guatemala, Yehudi Sabbagh.

– ¿Cómo tomó la comunidad judía de Guatemala la decisión del Gobierno de trasladar la Embajada del país de Tel Aviv a Jerusalém?

Sorprendidos, en el buen sentido de la palabra.​ ​La política exterior de Guatemala hacia Israel ha sido consistente desde 1947 cuando nuestro país a través de su Embajador Jorge García Granados jugó un papel importante en la creación del estado judío. En 1948 Guatemala fue el primer país en ubicar su embajada en Jerusalém. No obstante lo anterior, recién después que a principios de diciembre el presidente Trump anunciara la movida de la Embajada americana a Jerusalém y ante la irracionalmente gran presión de la gran mayoría de países del mundo empezaron a ejercer en contra de esta decisión, el 24 de Diciembre el presidente Jimmy Morales anuncio:
“Querido pueblo de Guatemala, hoy he conversado con el Primer Ministro de Israel, Benjamin Netanyahu. Hablamos de las excelentes relaciones que hemos tenido como naciones desde que Guatemala apoyó la creación del Estado de Israel. Uno de los temas de mayor relevancia fue el retorno de la Embajada de Guatemala a Jerusalén. Por lo que les informo que he girado instrucciones a la Canciller para que inicie las coordinaciones respectivas para que así sea. Dios los bendiga”.
La Comunidad Judía de Guatemala no puede más que agradecer profundamente la decisión del presidente y estar muy orgullosos de ser guatemaltecos y de la decisión y determinación del Presidente Morales.​

– ¿Cómo fue históricamente la relación entre ambos países y como está actualmente?

​Las relaciones entre ambos países son excelentes. Israel siempre ha reconocido el papel que Guatemala jugó en su formación, así como el apoyo y amistad incondicional

que le ha expresado durante los años, por lo tanto ha sido recíproco a través de sus programas de cooperación, entre otros, ha becado y adiestrado a más de 8,000 profesionales guatemaltecos en las áreas de agricultura, tecnología, medicina y educación; así también ha donado equipo de riego, medicina y seguridad por valor de millones de dólares.
Yehudi Sabbagh, presidente CJG

Guatemala fue el segundo país, solo después de Estados Unidos en votar a favor de la resolución, Guatemala fue el primer país en establecer su embajada en Jerusalém, siendo el primer embajador guatemalteco el Sr. Jorge García Granados, tres calles en diferentes ciudades de Israel llevan su nombre. A partir de allí, Guatemala, con algunos altibajos, en la gran mayoría de veces ha estado a favor o en abstención con relación a temas de Israel en la ONU por ejemplo.
​Las relaciones entre Guatemala e Israel ​se inician en mayo de 1947 cuando la ONU crea la UNSCOP (United Nations Special Committee on Palestine​) ​y dentro de esta la representación de Guatemala es presidida por el Sr. Jorge García Granados quien en su libro “Así nació Israel” cuenta los pormenores del papel preponderante que jugo no solo para lograr la recomendación de la Comisión ante la Asamblea General sino posteriormente para lograr los votos necesarios para aprobar la misma especialmente los latinoamericanos.

– ¿Cómo cree que repercutió la decisión del gobierno en la ciudadanía guatemalteca?

​En general bien, Guatemala es un país en donde ser judío es bueno. En primer lugar está la relación histórica ya presentada entre Guatemala y el Estado de Israel.

Segundo, demográficamente casi el 50% (si no mas) de la población guatemalteca es cristiana/evangélica y su aprecio a Israel y al Pueblo Judio es muy positivo y muy fuerte; ​e​xisten muchas comunidades judías emergentes de judíos conversos las cuales ya suman más de 10.000 personas; adicional a la Comunidad Judía central, tradicional, hay otras congregaciones judías ortodoxas en la capital y en el interior, tres de Jabad Lubavich y​ hasta​ la famosa secta Lev Tahor​ vino a parar aquí​.

​Así también esta el hecho que más del 50% de la población guatemalteca es católica y durante los años ha habido una relación de respeto y aprecio mutuo, más en los tiempos modernos donde es sobre entendido que para Guatemala, como para todos los países del mundo occidental, está en su beneficio apoyar un Estado de Israel fuerte y próspero que sirva de bastión de los valores judeo-cristianos, siendo la única democracia real del Medio Oriente.​

No obstante lo anterior, hay sectores, medios de comunicación y políticos que están en contra de la decisión del Presidente Morales, estos en su mayoría están en contra porque de oficio están en contra de todo lo que hace el Presidente, hay sectores que desean sobresalir socio-políticamente destruyendo a quien tengan que destruir para hacerlo y un blanco favorito es el Presidente de turno. Estos, sin quererlo (espero), están librando la batalla en favor de los enemigos del mundo occidental y creemos que a pesar que están luchando duro sus acciones no van a prosperar.

– ¿Y en la comunidad internacional?

​A nivel internacional hubieron algunas sorpresas y en otros casos no.
Entre las sorpresas, la más significativa es que los grupos internos opuestos a la decisión estaban anunciando (casi solicitando) que los países árabes decretaran un boicot a la compra de cardamomo guatemalteco. Guatemala es el mayor exportador de cardamomo del mundo, su principal comprador Arabia Saudita; a pesar que la producción del carda momo es un porcentaje muy bajo de las exportaciones anuales, si hay un número significativo de familias que se verían afectadas. La sorpresa es que NO hubo ni hay ni se espera tal boicot​, siendo que en 1.994 también se había decidido cambiar la Embajada de Guatemala y por un boicot al cardamomo guatemalteco se reverso dicha decisión. ​
A pesar que muchos gobiernos están en contra de mover sus embajadas a Jerusalém, se han recibido numerosas muestras de agradecimiento y solidaridad con el Presidente Morales por parte de instituciones, políticos y líderes extranjeros. No tengo ni la menor duda que con la decisión de trasladar la Embajada de Guatemala a Jerusalém, el Presidente Morales es conocido y tiene más seguidores a nivel mundial que cualquier otro presidente en la historia guatemalteca.

– Cuéntenos un poco sobre la comunidad, ¿Cómo está compuesta? ¿Qué actividades realiza?

​La Comunidad Judía de Guatemala, es una comunidad de menos de 1.000 personas.
Una comunidad muy activa en donde más de 30% de la misma trabaja en algún comité o institución.​ Contamos con dos sinagogas, una sefaradí y una askenazí, sin embargo no hay diferencias marcadas entre ambos grupos, la mayoría asiste a la sinagoga askenazí por cuestiones de ubicación y tráfico, y porque esta queda junto al Centro Comunitario.
Todos los servicios que prestamos son Ortodoxos, incluyendo los servicios religiosos, cocina, supermercado, etc. Sin embargo no todos los miembros son religiosos / shomer Shabat. Es una comunidad muy activa, a pesar de ser menos de 1.000

personas, contamos con infraestructura, instituciones y actividades para atender niños, jóvenes, adultos y adulto mayor de una comunidad de 3.000 o más personas.
Estamos siempre interesados en recibir familias nuevas para sumarse a nuestra comunidad y contamos con programas para apoyarles.

Fuente: Prensa CJL

Sin comentarios

Deje una respuesta