Grupos de ultraderecha de Bulgaria se preparan para su gran evento el próximo  17 de febrero en Sofía en honor al búlgaro pro-nazi Hristo Lukov, como lo han estado haciendo desde hace 15 años. Aunque este año podrían quedarse sin su celebración.

El teniente general Lukov fue uno de los fundadores de la Unión de Legiones Nacionales Búlgaras, un grupo pro nazi que tuvo una influencia considerable durante la Segunda Guerra Mundial como promotor de ideas antisemitas. Lukov fue asesinado en 1943 por comunistas búlgaros y es recordado por la ultraderecha del país como un “héroe”.

Hace dos años la reunión fue prohibida, pero de todos modos sus participantes la siguieron llevando a cabo. La policía incluso escoltó a los participantes.

En las últimas semanas, la presión sobre Bulgaria ha ido en aumento. Cada vez más personas y organizaciones exigen una prohibición efectiva de la procesión que reúne no sólo a ultraderechistas y neonazis de Bulgaria sino de otras partes de Europa.

Diversas ONG búlgaras han estado exigiendo prohibir la marcha durante años. Debido a la Presidencia del Consejo de la UE en el que está presente Bulgaria, a la parte moderada del gobierno de Sofía tampoco le gusta la idea de esa marcha.

Shalom, la organización de la comunidad judía de Bulgaria, publicó una declaración contra la marcha meses atrás. Las embajadas extranjeras están apoyando a la organización.

El Congreso Mundial Judío (CMJ) llevó a cabo una petición en línea contra el evento, que más de 175 mil personas firmaron.

Esta semana, Robert Singer del CMJ estuvo en Sofía y pidió al primer ministro Boiko Borissov que prohibiera de manera definitiva el evento, diciendo que la marcha no estaba dirigida contra los judíos, sino contra la democracia y la libertad. De la misma manera le hizo entrega de las firmas recabadas.

Sin embargo, los neonazis de Bulgaria están tratando de salvar su marcha a toda costa. En las páginas de Facebook de diversos grupos se han dedicado a rememorar a Lukov, con mensajes como “nuestros enemigos tendrán que escuchar y ver que la juventud nacional de Bulgaria está lista para luchar por su futuro”.

Los organizadores de la marcha tienen un sitio web llamado lukovmarsh, en el que también intentan atraer a los nazis de otros países europeos en croata, francés, inglés y alemán.

Además, las ONG y los medios de comunicación, incluida esta publicación, han recibido amenazas directas e indirectas, con contenido xenófobo, homofóbico y antisemita.

 

Vía Sofia Globe / Enlace Judío

Sin comentarios

Deje una respuesta