En 1953, un joven doctor, Chaim Doron, emigró de Argentina a Kibbutz Gvaram. Más tarde en su vida, ayudó a fundar la Escuela de Medicina Beer Sheva y ayudó a diseñar el sistema de salud israelí. El mes pasado, falleció a los 89 años  dejando a su esposa Naomi, tres hijos, 12 nietos y 43 bisnietos. Su último bisnieto se sometió a brit mila (circuncisión ritual) el día del funeral de Doron, y el niño recibió su nombre.

En 1952, justo antes de hacer aliá (radicarse en Israel desde el extranjero) desde Argentina , Doron envió una carta a la red de atención médica de Clalit para pedirle que lo ubicara en el Negev. La escasez de médicos fue tan grave que después de 10 días recibí una respuesta detallada, dijo Doron años después.

La oferta de trabajo era convertirse en médico regional en Kibbutz Gvaram. Para Doron, este fue el primer paso para expresar su cosmovisión sionista a través de su trabajo en el sistema de salud de Israel .

Nació en 1928 en Buenos Aires en la familia Derchinsky. Su abuelo emigró a la Argentina en 1900 desde la ciudad de Slonim, hoy en Bielorrusia pero luego en Polonia, como parte del proyecto de colonias agrícolas judías patrocinado por el barón Maurice de Hirsch, que trató de resolver los problemas de los judíos de Europa del Este estableciendo comunidades agrícolas para judíos en Sudamérica.

Después de la escuela secundaria, Doron comenzó a estudiar medicina en la Universidad de Buenos Aires ya que había escuchado que Israel necesitaba doctores. Hizo su residencia en el hospital judío de la ciudad. En 1953, con su oferta de trabajo en la mano, se mudó a Israel con su esposa Naomi, una enfermera.

Los doctores de Clalit se sorprendieron cuando conocieron a la pareja: un joven médico y enfermera, nuevos inmigrantes, hablantes hebreos con fluidez, que querían trabajar en el Negev. De acuerdo con el plan, se mudaron a Kibbutz Gvaram y él comenzó a trabajar allí. En un jeep que recibió de Clalit, condujo para examinar pacientes entre las comunidades cercanas también, a pesar de todos los peligros en el camino. Naomi trabajó como enfermera en los campamentos de tránsito en Ashkelon para inmigrantes judíos.

La siguiente estación en la carrera de Dorons fue Beer Sheva, donde comenzó a trabajar en una clínica en 1954. Los pacientes eran olim de todo el mundo: de Irak y Marruecos, de Egipto y Hungría, de Rumania y Yemen y otros países, dijo Doron. . Trabajamos, tres doctores juntos, en la clínica, y nosotros también éramos un ejemplo de la reunión de los exiliados: Danon de Bulgaria, Boazon de Holanda y Doron de Argentina.

El tratamiento de diferentes grupos de población y especialmente nuevos inmigrantes fue un desafío. Doron cuenta cómo trabajó en la comunidad de Tifrach con una población Haredi, así como en Moshav Nevatim, formado por inmigrantes de Cochin, en la India. Cuando le pregunté a los olim si les dolía el estómago, respondieron, sí, pero significaba lo contrario. Me vi obligado a pedir un intérprete para el trabajo médico habitual.

Para facilitarle las cosas a los médicos del sur, formuló un plan especial para absorber a los médicos jóvenes de América del Sur en Israel. Por un lado, hay una escasez de médicos en el sur de Israel y, por otro lado, hay muchos médicos judíos jóvenes en Sudamérica que buscan un significado profesional y patriótico en sus vidas, dijo. ¿Por qué no alentar la aliá de estos doctores a Israel?

Puso el plan en práctica en cooperación con Clalit y la Agencia Judía para Israel, que dio a los nuevos médicos inmigrantes buenas condiciones a cambio de su trabajo en el Negev. Doron trajo a 250 personas a Israel a través del programa, el 90 por ciento de los cuales permaneció permanentemente, dijo. El éxito del programa se refleja en una broma común entre los médicos israelíes de la época: que los médicos que no hablan español no podían trabajar en el hospital de Beer Sheva.

A fines de la década de 1980, Doron encabezó un comité gubernamental que planificaba la absorción de médicos inmigrantes de la Unión Soviética. Desarrollamos un programa especial basado en mi experiencia previa en la absorción de doctores de América Latina: primero [lengua hebrea] ulpán, después aprendí sobre el sistema de salud israelí y después de eso un año de experiencia, dijo Doron. Al final, unos 10.000 médicos de la Unión Soviética fueron absorbidos en Israel.

Doron llenó una larga lista de puestos de alto nivel, incluido el jefe de la región de Negev para Clalit y más tarde como director general de la organización de mantenimiento de la salud. Se le acredita el establecimiento de la escuela de medicina en la Universidad Ben-Gurion del Negev en 1974.

Haaretz

1 Comentario

  1. !QUÉ EMOCIONANTE,LA VIDA DE ESTE MÉDICO,!QUÉ EJEMPLAR,QUÉ PATRIOTISMO!UNA VIDA LABORIOSA,PENSANDO EN LOS DEMÁS,PENSANDO EN UN PAÍS,ES DIFÍCIL CALIBRAR EN LA MENTE, TANTA GRANDEZA,POR ESO DIOS LO PREMIÓ CON UNA GRAN FAMILIA ,DE PERSONAS BRILLANTES Y EL RECUERDO DE MILES DE ISRAELÍES…JUANA MARIA PLUSCALOVSKY DE ORLINSKI….

Deje una respuesta