Un refugiado de 24 años, fanático musulmán, fue detenido por la policía belga por crímenes de odio antisemitas, incluida la destrucción de al menos 20 mezuzot (objeto religioso que contiene un pergamino que tiene escrito dos versículos de la Torá) en Amberes.

El hombre apareció en videos donde se lo ve destruyendo las mezuzot y vandalizando las puertas de entrada de varias instituciones judías.

También colocó un Corán cerca de una sinagoga y golpeó el sombrero de un judío ortodoxo en la calle. A su vez, gritó “¡Esta es nuestra tierra, Palestina! ¡Se los demostraremos!”

Sin comentarios

Deje una respuesta