La empresa norteamericana Noble Energy y la israelí Delek Drilling, socios en los dos principales yacimientos de gas de Israel, Tamar y Leviatán, en alta mar, en el Mediterráneo, anunciaron la firma de un acuerdo de 15.000 millones de dólares para exportar gas a la firma Dolphinus Holding de Egipto.

El primer ministro, Biniamín Netanyahu, celebró el convenio que prevé suministrar 64 mil millones de metros cúbicos de gas durante la próxima década a Egipto.

“Mucha gente no creía en la idea del gas. La llevamos a la práctica sabiendo que fortalecería nuestra seguridad, economía y relaciones regionales, pero, sobre todo, fortalecería a los ciudadanos de Israel. Este es un día de fiesta”, señaló Netanyahu quien destacó que los ingresos “beneficiarán a la educación, la salud y el bienestar de los ciudadanos de Israel”.

“Los acuerdos de exportación se basan en Egipto como un centro regional de energía que permite tanto el suministro al mercado interno egipcio como a la exportación, y hará posible el desarrollo de las economías egipcia e israelí”, declaró el director general de Delek Drilling, Yosi Abu.

El consorcio examina ahora las diferencias vías para la transmisión del gas a Egipto, incluida el uso del gasoducto de la Compañía del Gas de Oriente Mediterráneo (EMG, por sus siglas en inglés).

El gas natural hallado en aguas de Israel en la última década ha permitido a este país ser autosuficiente en el ámbito energético y aspirar a convertirse en uno de los mayores exportadores del mundo.

En 2016, la empresa pública jordana National Electrical Power Co. (NEPCO) firmó también un convenio con este consorcio, concesionario de los yacimientos en las aguas del Mediterráneo oriental, para recibir gas israelí por un periodo de 20 años y un monto de diez mil millones de dólares.

 

Vía Aurora

Sin comentarios

Deje una respuesta