Gran rechazo causó, tanto en el torneo como en las redes sociales, (no asi los jueces que premiaron su interpretación),la actuación de una patinadora alemana que representó la música de la “Lista de Schindler” en los Juegos Olímpicos de Invierno el jueves.
Nicole Schott, de 21 años, nació en realidad después de que el drama del Holocausto de Steven Spielberg fuera lanzado en 1993, pero pocos en línea estaban dispuestos a disculpar su insensibilidad sobre la inmadurez de la juventud. Mientras compitió en Corea del Sur, su actuación pronto se convertirá en uno de los momentos más comentados de todos los Juegos.

La alemana nacida en Essen, competía en la competencia de patinaje libre femenino de patinaje individual.
Finalmente finalizó en el puesto 18 de 24 artistas. Pero lo que quizás sea más interesante es que recibió su calificación individual más alta para “Interpretación de la música”, lo que sugiere que los nueve jueces no tuvieron ningún problema con el uso del puntaje musical de John Williams.

Sin comentarios

Deje una respuesta