Dov Guggenheim, un joven estudiante que fue diagnosticado con esclerosis múltiple (EM) en 2015, corrió el maratón de Jerusalén para recaudar dinero para el programa de Esclerosis Múltiple de Hadassah.

“Mi vida ha cambiado drásticamente. Pero he pasado de deprimido a optimista, paralizado a deportivo, y lo más importante, sin esperanza a con esperanza”, comenta.

En todo momento, Dov ha decidido a mantener una actitud positiva porque confía en sus médicos y en la investigación de rápido desarrollo sobre sus tratamientos médicos para la esclerosis múltiple.

Esa sensación de confianza alcanzó su punto máximo cuando, junto con algunas de las personas del Centro MS en el Hospital Hadassah, donde se había trasladado para recibir tratamiento, estableció el equipo running MS y se inscribió en el maratón de Jerusalén de marzo de 2017. El equipo se dedicó a recaudar dinero y concientizar sobre la investigación pionera que realiza el Centro Hadassah en el desarrollo de una cura de células madre para la EM (y con suerte combatir el Alzheimer también).

Corrió en la maratón de 2017 con una sola pierna funcionando, debido a otro ataque de MS, Ese fue, hasta la fecha, su último ataque.

En junio de 2017 fue hospitalizado una vez más. Esta vez para el tratamiento con un medicamento MS relativamente nuevo que ha tenido buenos resultados en la prevención de ataques e incluso en la reducción de lesiones cerebrales y columna vertebral. Tendrá que repetir el tratamiento en el hospital en unos pocos meses. Pero ha tenido la suerte de recuperar el control de su vida durante el año pasado.

Dov ha decidido competir nuevamente en la Maratón de Jerusalén este año y organizar otro equipo de carrera dedicado para recaudar fondos para el avance del tratamiento que se está llevando a cabo en Hadassah que puede curar la esclerosis múltiple o, al menos, dar como resultado una regresión a gran escala. Con suerte, si todo va bien, es posible que no necesite este tratamiento. Pero miles de personas con MS y ALS sí.

Él aspira a la meta de recaudación de fondos del equipo de 100,000 shekels para alcanzar su objetivo y estar un paso más cerca de eliminar  definitivamente una enfermedad debilitante.

Dov explica “Quizás entonces, para el próximo año o el año posterior, correremos en celebración, porque la cura habrá sido encontrada”.

 

Vía Hadassah Latinoamérica / Enlace Judío

Sin comentarios

Deje una respuesta