La hija del presidente de Estados Unidos, Ivanka Trump, quien se convirtió al judaísmo cuando se casó con su marido, Jared Kushner, publicó una foto en sus redes sociales en marzo de 2017, en la que se la ve cocinando pasteles para Purim junto a sus dos hijos, y se volvió a hacer viral un año después por la misma festividad.

Sin comentarios

Deje una respuesta