En un comunicado que difundió el Museo del Holocausto argentino manifestó una posición contraria a la ley que promovió el Parlamento de Polonia y que fue ratificada por su presidente, en la cuál establece cárcel para aquellas personas que asocien a este país con el exterminio nazi. En el comunicado, la institución “exhorta a Polonia a revocar la ley o a encontrar un acuerdo junto a los expertos israelíes que logre poner fin a este problema que atenta contra los valores democráticos fundamentales”.

Sin comentarios

Deje una respuesta