El Gobierno español aprobará el próximo viernes un decreto que permitirá ampliar un año el plazo que tienen los sefardíes para solicitar la nacionalidad española, una vía que se abrió en 2015.

La secretaria de Estado de Justicia de España, Carmen Sánchez-Cortés, confirmó que el Consejo de Ministros prorrogará la aplicación de la ley que da cobertura a esta medida atendiendo a las dificultades que tienen los solicitantes, principalmente debido a su dispersión geográfica por todo el mundo.

En la Comisión de Justicia del Senado español, Sánchez-Cortés señaló que el decreto también prevé ampliar aún más el plazo por razones excepcionales y humanitarias, algo que en su caso podrá estudiar el Ejecutivo cuando concluya el nuevo período de solicitud ampliado.

El 1 de octubre de 2015 entró en vigor la ley española que permite conceder la nacionalidad a los descendientes de los sefardíes expulsados de España en la época de los Reyes Católicos.

Al día siguiente, el Consejo de Ministros aprobó un real decreto para quienes habían iniciado los trámites antes de la aprobación de esa ley.

En concreto, concedió la nacionalidad española, por carta de naturaleza, a 4.302 sefardíes que habían acreditado ser descendientes de aquellos judíos expulsados hace más de 500 años.

Según datos aportados por Sánchez-Cortés, han sido 4.111 las solicitudes tramitadas electrónicamente ante el Consejo General del Notariado en virtud de la ley de 2015, lo que permitió a 1.708 sefardíes conseguir la nacionalidad española durante 2016 y 2017.

Por países, en 2016 las más numerosas procedían de Israel (96), Venezuela (75) y Colombia (60); en 2017, la mayoría de los peticionarios tenían origen en Venezuela (254), Israel (202) y México (146).

Sin embargo, el senador español de EH-Bildu (izquierda vasca independentista) Jon Iñarritu lamentó la “carrera de obstáculos” que supone el procedimiento y pidió mantener abierta esta posibilidad de manera permanente, sin plazo límite. EFE/Aurora

Sin comentarios

Deje una respuesta