El lunes por la noche en un vuelo de American Airlines viajó el ex canciller Héctor Timerman junto a su esposa, Annabella Selecki para continuar un tratamiento “experimental” para combatir el cáncer que lo aqueja.

El lunes uno de sus abogados, Dr. Alejandro Rúa, transmitió en sus redes sociales un mensaje que le envío el ex canciller: “Viajo a USA por el tratamiento experimental contra el cáncer. Me voy pensando en la causa AMIA. Pienso que hubo 85 víctimas, más de 200 heridos. Hoy solo dos individuos me acusan de Traición a la Patria y esos dos más la DAIA por encubrimiento. No sé que me duele más, si saber del cáncer o la ofensa escuálida de la acusación. Duele todo duele demasiado”.  

Justamente ayer, en horas del mediodía, se conoció el falló del juez federal Claudio Bonadio quien dio por cerrada la etapa de instrucción y elevó a juicio oral la causa por encubrimiento del memorándum con Irán. La segunda causa de encubrimiento que atraviesa la causa AMIA.

Tras el inconveniente por la visa rechazada por el Departamento de Estado. Posteriormente, con la ayuda del Ministerio de Relaciones Exteriores y el pedido de sus abogados, el gobierno nacional mantuvo conversaciones para que puedan otorgarle una visa humanitaria que le permita ingresar a los Estados Unidos para continuar con su tratamiento oncológico. Es por eso, que el juez subrogante, Sergio Torres-en reemplazo de Claudio Bonadio- lo excarceló en enero, en plena feria judicial, para que pueda viajar.

Fuente: Infobae.com

Sin comentarios

Deje una respuesta