Desde la Organización Sionista Argentina manifestamos nuestro apoyo al programa de televisión “La Tribuna de Guido”, que conduce Guido Kaczka en Canal Trece, tras reconocer a Jerusalén como la capital del Estados de Israel.

Más allá de que la Argentina se abstuvo en la votación de la ONU, las razones históricas para manifestar esta afirmación son claras: por más de tres mil años la nación hebrea ha convertido a Jerusalén en su centro espiritual y mantuvo habitada ininterrumpidamente la ciudad aún en los exilios más prolongados.

La falta de reconocimiento de esta realidad incontrastable, en la que pretenden borrar la historia de 3000 años del pueblo judío en esa tierra, pretende alimentar expectativas de paz en la región, cuando en los hechos concretos las aleja.

Reconocer a Jerusalén como capital de Israel es un acto de justicia porque es garantía de pluralidad religiosa, de respeto por los lugares sagrados de las religiones monoteístas, de respeto por los Derechos Humanos y de libertad individual.

Reconocer a Jerusalén como capital del Estado judío es avanzar en la búsqueda de la verdad histórica y el respeto por el derecho político e histórico de una nación soberana.

Sin comentarios

Deje una respuesta