A 26 AÑOS DEL ATENTADO A LA EMBAJADA DE ISRAEL 

Cada vez que se dialoga con Jorge Cohen es inevitable no sentirse empatizado con su lucha y con su dolor. Jorge, al momento del ataque terrorista, era el encargado de prensa de la sede diplomática israelí: se encontraba en el segundo piso de esa hermosa casona, ubicada en Arroyo y Suipacha, junto a dos compañeras que fallecieron en la voladura.

Cuando habla su voz se hace cada vez más baja a medida que se adentra en recordar aquel oscuro día, carraspea más seguido y la emoción traspasa.

Como hace ya 26 años, Jorge menciona que las “esperanzas de Justicia” van disminuyendo.

“En lo personal llego a esta fecha, al 17 de marzo, como en una especie de cuenta regresiva. En esta oportunidad cae sábado y quizás el viernes esté `bien´, pero cuando me levanto tengo conciencia de la fecha y de lo que nos pasó. También me sucede algo parecido en las recordaciones. Cada 17 de marzo me encuentro bien, caminando hacía la Plaza de la Embajada de Israel, pero cuando cruzo la Avenida Santa Fe viniendo desde Corrientes automáticamente siento alog en el cuerpo y yo sé que, en algún momento, me voy a quebrar. Esta es una sensación que me pasa todos los años”, comentó Cohen en una charla amena e intimista.

En esta oportunidad, el acto de recordación del Atentado a la Embajada de Israel se realizará este viernes 16 de marzo en el Archivo Nacional de la Memoria como ya lo confirmó la sede diplomática israelí.

Desde el año 2000 los familiares de las víctimas, sobrevivientes, funcionarios del gobierno de turno llevan adelante, todos los 17 de marzo, el acto central en Arroyo y Suipacha. Pero como sucedió para el 20° aniversario, algunos familiares de víctimas y sobrevivientes se acercarán a la Plaza de la Embajada de Israel este sábado, 17 de marzo, para rendirle un sentido y profundo homenaje a las 29 víctimas (NdelR: siete cuerpos no se pudieron identificar hasta el momento en la causa que lleva adelante la Corte Suprema de Justicia), según le confirmó Cohen a la Cadena Judía de Información Vis a Vis.

Con respecto a la falta de Justicia y al nulo avance de la causa por parte de la Corte Suprema de Justicia señaló: “Desde el punto de vista de la razón me sucede que cada año tengo menos esperanzas de Justicia. Cada año que pasa los discursos tienen menos impacto. Cada vez que pasa el tiempo creo un poco menos en que vamos a llegar a saber quiénes fueron y cómo lo hicieron y, mucho menos, que los criminales estén en la cárcel, eso es lo que los familiares y sobrevivientes esperamos”.

El exjefe de prensa de la embajada israelí comentó una situación, similar a la que se da este año con respecto al calendario, que sucedió en el 20º aniversario del atentado: “Un grupo de sobrevivientes trabajábamos, en ese momento, en la embajada junto a israelíes que habían viajado para el aniversario. Nosotros el sábado, día que ocurrió el atentado, fuimos al predio donde se encontraba la embajada. Ese encuentro fue el más emocionante de todos: si me preguntas qué recuerdo de ese momento te puedo asegurar que fue ESE momento. Recuerdo a Daniel Carmon, que al momento del atentado era el cónsul y que su mujer murió, diciendo: “Este es el Acto Central, es nuestro acto”. Esas palabras me quedaron porque ese era el acto central, y era nuestro acto, no el que sucedió el día anterior. De ese momento no me olvidé nunca más y guardo esas palabras”.

Para finalizar, Jorge se refirió a una serie de encuentros que mantuvieron el año pasado con el ministro de Justicia Germán Garavano y otros funcionarios para lograr que sea aprobada la Ley 28.417, que exige que en las escuelas primarias y secundarias se dicte una currícula especial con lo sucedido aquel 17 de marzo de 1992. “Nosotros tuvimos una reunión con el ministro de Justicia y Derechos Humanos y se tocaron algunos temas: uno de ellos fue que se incluya en la currícula escolar el 17 de marzo como recordación todos los años y también lo hablamos, el año pasado, en la reunión con el presidente (Mauricio) Macri (NdelR: con motivo del 25º aniversario familiares de las víctimas y sobrevivientes se reunieron con el presidente en la residencia de Olivos). Esto se concretó con una ley aprobada por unanimidad por el Congreso de la Nación el año pasado. Lo cito porque era un objetivo posible. El tema de la justicia pasa por instancias de la Corte Suprema Federal. A mí, en lo personal, el tema de ley me parece que es justa, ética y necesaria, eso fue lo que se habló con las diversas instancias del Gobierno Nacional. Más allá de dejar sentado la necesidad de la Justicia, a la que me referí anteriormente, el ministro Garavano nos escuchó, pero nos comentó que ya habían pasado muchos años  del atentado”.

Sin comentarios

Deje una respuesta