Jerusalén-El Centro Simon Wiesenthal criticó duramente las declaraciones públicas realizadas por la presidente croata Kolinda Grobar Kitarović, de vista esta semana en Buenos Aires,  quien expresó orgullo por “todas las generaciones de croatas que llegaron a la Argentina”, a pesar de que entre estos inmigrantes había numerosos y  notorios  criminales de guerra  Ustasha (fascistas croatas).

En una carta enviada hoy al Presidente por el Dr. Efraim Zuroff,  jefe de los cazadores de nazis y Director para Asuntos de Europa del Este del Centro , refiere específicamente  los nombres de varios de los más destacados de estos criminales de guerra, entre ellos el famoso jefe de estado croata durante la Guerra Mundial II Ante Pavelić,  el jefe de la policía secreta Ustasha  Eugen Dido Kvaternik, y el comandante de Jasenovać , Dinko Sakić .

De acuerdo con la investigación realizada por el periodista argentino Uki Goñi  en su monumental estudio sobre la fuga de criminales de guerra nazis a Argentina,  La Auténtica Odessa; El contrabando de nazis a la Argentina de Perón (Granta Books, 2002), se estima que el número de criminales que huyeron hacia la Argentina fue de al menos 100, entre ellos destacados miembros del régimen Ustasha.

Según Zuroff:

“Las declaraciones de la  Presidente Grabar-Kitarović constituyen una absolución encubierta hacia algunos de los peores criminales de la Segunda Guerra Mundial. La única pregunta es si su declaración se debió a la admiración por estos Ustasha asesinos o a la ignorancia acerca de su fuga luego de la  posguerra”.

 

Sin comentarios

Deje una respuesta