Un ciudadano francés, empleado del Consulado en Jerusalén, ha sido detenido como sospechoso de tráfico de armas entre Cisjordania y Gaza por las autoridades israelíes, reveló hoy el servicio de seguridad interior israelí, Shin Bet, el cual indicó que hoy será presentado ante un tribunal.

”La investigación ha puesto de manifiesto que palestinos de la franja de Gaza, Cisjordania y Jerusalén Este, han estado haciendo contrabando de armas en los últimos meses entre Gaza y Cisjordania con la ayuda de un ciudadano francés, empleado del Consulado de Francia en Jerusalén”, expresó el comunicado del Shin Bet.

Según los servicios de seguridad interior, dicho empleado utilizó el vehículo consular, que le facilitaba el paso del control de seguridad en el paso fronterizo de Erez, para hacer cinco transportes de armas, con un total de 70 pistolas y dos rifles de asalto.

La investigación conjunta del Shin Bet y la Policía precisó que el acusado recibía las armas de un palestino de Gaza, trabajador del Instituto Cultural Francés de la Franja; las transportaba a Cisjordania y allí otros individuos las vendían a traficantes de armas.

El ciudadano francés fue arrestado mientras cruzaba la frontera entre Israel y Gaza, un territorio que controla el movimiento islamista Hamás, considerado un grupo terrorista por Israel, Estados Unidos la Unión Europea y otros países.

El Shin Bet señaló que la investigación desvela que el empleado francés “actuó a cambio de beneficio económico, por propia iniciativa y sin el conocimiento de sus superiores”.

Fuente: La Vanguardia

Sin comentarios

Deje una respuesta