El Consejo Militar de Libertad Condicional ordenó liberar al llamado “soldado de Hebrón” Elor Azaria el 10 de mayo luego de cumplir dos tercios de su condena, el estándar para presos con buen comportamiento.

La fiscal general Sharon Zagagi Pinhas se opuso a su liberación la semana pasada cuando cumplía la mitad de la sentencia de 18 meses, pero aceptó que fuese liberado en mayo, después de cumplir dos tercios de su sentencia, afirmando que no representa un peligro para el público.

Sin embargo, Zagagi Pinhas señaló que hasta el día de hoy Azaria no ha mostrado ningún tipo de remordimiento, ni se ha responsabilizado, por su acción, que calificó de “premeditada, no basada en error o negligencia, y socavó la fortaleza moral del ejército israelí”.

Azaria, anteriormente un médico militar, fue condenado por homicidio en agosto de 2017, por matar a Abdel Fattah al-Sharif en Hebrón el 24 de marzo de 2016, un terrorista palestino que resultó herido luego de apuñalar a un soldado israelí. Posteriormente, Azaria afirmó que había pensado que el terrorista llevaba un chaleco con explosivos, un argumento que los tribunales rechazaron.

El ex soldado pidió ser liberado antes de Pesaj: “La fiesta de la libertad llegará pronto, déjenme ir a casa”. Agregó que había matado a un terrorista asesino porque eso era lo que pensaba que estaba enfrentando en ese momento, y señaló que si hubiese sabido entonces lo que sabe ahora, habría actuado de otra manera.

 

Vía Haaretz / Enlace Judío

Sin comentarios

Deje una respuesta