Un hombre de Escocia que filmó sus “lecciones” de trucos nazis al perro de su novia fue culpado por crimen de odio tras un juicio que duró meses.

Mark Meechan subió a Youtube, en 2016, un video titulado “Amigo, tu perro es un nazi”. Allí se ve que le demuestra a su novia cómo su mascota Buddha responde cada vez que escucha frases como “Tírenle gas a los judíos“, “judíos” o “¡Sieg Heil!“.

En una de las escenas, Meechan pone a Buddha a ver un discurso de Hitler. “Mi novia siempre habla y habla de lo bonito y adorable que es su perro enano, y por ello pensé en volverlo lo menos bonito en que pude pensar: un nazi”, se escucha al escocés inicio del video.

Pero después de las quejas sobre el contenido, que se viralizó por toda la red, la policía fue alertada y lo arrestaron por cometer un presunto crimen de odio al subir el video al portal de internet.

Meechan, originario de la localidad de Lanarkshire, fue a juicio en la Corte de Airdrie, donde negó haber cometido cualquier tipo de delito. Insistió en que el único fin del video era molestar a su pareja, Suzanne Kelly, sin ningún tinte racial o de odio.

Sin embargo, el juez Derek O’Carroll lo encontró culpable de un cargo en virtud de la Ley de Comunicaciones al haber publicado el video en las redes sociales y YouTube, lo que consideró extremadamente ofensivo porque era “antisemita y racista por naturaleza” y se vio agravado por los prejuicios religiosos que expresa. El juez añadió además que no creía que Meechan había hecho el video sólo para molestar a su novia y dictaminó que era de carácter antisemita.

“En mi opinión, es una conclusión razonable que el video es tremendamente ofensivo. La descripción del video como graciosa no es una varita mágica. Este tribunal ha tenido en cuenta la libertad de expresión. Pero el derecho a la libertad de expresión también debe sobrellevar una responsabilidad. El acusado es, obviamente, un hombre inteligente y racional. Sabía que el material era ofensivo y sabía por qué era ofensivo. A pesar de eso, el acusado hizo un video que contenía contenido antisemita y sabía con antelación que era ofensivo para muchos judíos”, señaló O’Carroll en su voto personal durante el juicio.

Meechan argumentó en su defensa que el único objetivo era enviárselo a su novia para molestarla y que se viralizó sólo porque alguien logró hacerse de él. De la misma manera negó que esgrimiera cualquier tipo de idea antisemita. Incluso comediantes como Ricky Gervais han mostrado su respaldo a Meechan al considerar que se trata simplemente de una broma.

Durante el juicio, Ephraim Borowski, director del Consejo Escocés de Comunidades Judías, dijo a la corte que el video era extremadamente ofensivo, según reportó el portal The Jewish Chronicle. “De muchas maneras, lo que más encontré como ofensivo fue la repetición de la frase ‘tírenle gas a los judíos‘ en lugar del perro en sí”, dijo, quien además consideró que los argumentos esgrimidos por Meechan son “de los que siempre se le escuchan” a la gente involucrada en actos de este tipo.

La sentencia se le dictará el próximo 23 de abril y hasta entonces permanecerá en libertad bajo fianza.

 

Vía Daily Record / Enlace Judío

Sin comentarios

Deje una respuesta