El diputado nacional por Cambiemos de la Provincia de Buenos Aires, Waldo Wolff, dialogó en exclusiva con la Cadena Judía de Información Vis á Vis luego de que se confirmara el procesamiento del diputado nacional por Unidad Ciudadana, también de la Provincia de Buenos Aires, Leopoldo Moreau, quien había calificado de “agente del Mossad” a Wolff.

“Es una satisfacción como ciudadano argentino porque yo soy un hombre enérgico, combativo pero siempre dentro de la institucionalidad. Yo lo denuncié a Moreau instándolo a que presente pruebas si él considera que yo soy un agente extranjero. En caso contrario iba a quedar claro de que esto era un claro caso de antisemitismo porque la extranjerización del judío es una característica de la judeofobia”, afirmó Wolff.

A su vez, agregó: “Él se presentó y se amparó en sus fueros. El fallo del juez Torres es histórico. Hoy hablé con varios juristas porque ésto sienta un precedente, ya que lo que dice (Torres) es que un diputado no puede ampararse en sus fueros para agredir, denostar o discriminar a ningún ciudadano en cuestiones que no tienen absolutamente nada que ver ni con lo parlamentario ni con temas parlamentarios. La duda que siembra sobre mí la hace con temas que no tienen que ver lo que se estaba hablando en el momento en el que lo hace. Es un precedente para que no se deforme el objeto de los fueros, que es preservar que un diputado se pueda expresar pero esto no le da el libertinaje para utilizar su fuero en cualquier lugar, en cualquier tema, ensuciando la honorabilidad de otra persona”.

Por otra parte, comentó: “Este fallo tiene dos aristas: una es que los fueros no le sirven para no explicar por qué él ensucia a otra persona gratuitamente con cuestiones que no tienen nada que ver con el Parlamento. Y además dice que es un antisemita porque si él no da ninguna prueba de que yo soy un agente de un país extranjero, Israel, el único motivo por el cual él me relaciona con Israel es por mi condición de judío, y eso es antisemitismo”.

También reveló: “La izquierda más radical tiene una característica: denostar y demonizar a todo aquel que piensa distinto. De hecho, Moreau publicó un tweet denostando y extranjerizando a Torres. O está loco o responde a intereses de extranjeros. Ésto lo hacen en todo momento, no escapan a la ideología de gran parte de los que dicen ser de izquierda, para mí no pasa por ahí, sino que es una ideología populista porque ellos se creen los representantes del pueblo. El otro día Rossi dijo que nosotros éramos un ‘accidente en la historia’ y siempre es así. Ellos no pueden entender que alguien piense distinto. Siempre tienen que meterle algún tipo de demonización”.

Para finalizar, Wolff aseveró: “En mi caso, yo soy un hombre que piensa distinto y por ser judío te relacionan con Israel. En este caso particular, el antisemitismo encuadra dentro del casillero que tenemos que buscarle que responden a algún otro interés que no sea el del pueblo argentino. Siempre el que piensa distinto responde a otro interés que no es el del pueblo argentino, terminan ejerciendo y promoviendo el antisemitismo. No sé si son antisemitas pero esta ideología promueve el antisemitismo”.

Sin comentarios

Deje una respuesta