El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, elogió los ataques liderados por Estados Unidos contra objetivos en Siria, pero advirtió que la presencia de Irán hace peligrar más a su vecino.

Fuerzas de Estados Unidos, Reino Unido y Francia lanzaron misiles contra Siria la noche del viernes en respuesta a un supuesto ataque con gas venenoso que mató a decenas de personas la semana pasada.

El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo que estaba preparado para sostener esa respuesta hasta que el gobierno de Bashar al-Assad detuviera el uso de armas químicas.

“A inicios de esta mañana, bajo el liderazgo estadounidense, Estados Unidos, Francia y Reino Unido demostraron que su compromiso no está limitado a una proclamación de principios”, dijo Netanyahu en una declaración escrita.

El primer ministro israelí sostuvo que el presidente sirio, Bashar al-Assad, debería entender que “brindar una base de avanzada para Irán y sus representantes pone a Siria en peligro”.

Una autoridad hebrea dijo bajo condición de anonimato que Israel fue notificado de los ataques antes de tiempo. Consultado con cuánta anticipación había recibido la noticia, el funcionario dijo a Reuters “entre 12 y 24 horas, creo”.

Consultado además si Israel había colaborado en la elección de objetivos, el funcionario dijo: “no que yo sepa”.

Una portavoz de la embajada de Estados Unidos confirmó a Reuters que Israel había sido notificado antes sobre los ataques, pero no dio más detalles.

Sin comentarios

Deje una respuesta