El presidente de la Organización Sionista Argentina, Sergio Pikholtz, dialogó con la Cadena Judía de Información Vis á Vis acerca del evento central de Iom Haatzmaut que se realizará mañana desde las 18hs. en Costa Salguero para celebrar los 70 años del Estado de Israel.

“Es un enorme compromiso la organización de esta fiesta, ya que es una de las más importantes que se realizan fuera de Israel. Desde la OSA tenemos un alto nivel de ansiedad y expectativa porque queremos que todo salga en la línea planificada”, aseguó Pikholtz, quien agregó: “La idea es que la gente, cuando termine la fiesta, sienta que por un rato estuvimos todos en Israel vivenciando la historia y el presente de la Medinah, tan rica en mística y en historias de heroísmo. De todos modos, aún en la vivencia histórica, nos proyectaremos hacia el futuro”.   

– El año pasado fue un evento en el que se destacó la innovación y la libertad. ¿Qué se puede comentar sobre este acto al cumplirse el 70º aniversario de Israel?

“La fiesta nos lleva en un recorrido absolutamente emocionante por la historia del sionismo y la creación del Estado, pero como se trata de una evento multidimensional, que no transcurre sólo en el escenario, se amalgama y se fusiona en línea directa con el futuro, especialmente en la utilización de recursos tecnológicos y del espacio en su conjunto”.

 

– La comunidad judeoargentina es una de las siete más importantes del mundo. ¿Eso genera una mayor responsabilidad para este evento?

“La responsabilidad es alta porque nos hemos puesto una vara muy alta. Queremos que el mundo hable del festejo central de Iom Haatzmaut en Argentina, que quede registrado en la historia”.

– ¿Cuánta gente participará?

“Esperamos cinco mil personas aproximadamente. Habrá 1500 jóvenes de los movimientos sionistas y contaremos con la presencia de legisladores, miembros del Ejecutivo y la Justicia y periodistas. Destacamos también el apoyo de los sponsors: el banco Itaú que nos apoya fuertemente, espacio Vía pública, el Gobierno de la Ciudad a través de la Subsecretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural, la Fundación IRSA y las organizaciones nacionales judías como el KKL, la Sojnut, el Keren Hayesod, Keren Layeduth y por supuesto la Organización Sionista Mundial por medio de sus Departamento de Fomento de la Aliah que preside Marina Rosemberg y del Departamento de Actividades Sionistas para la Diáspora que conduce Gusti Yehoshua Braverman, una aliada primordial e incondicional de la Organización Sionista Argentina y un ser humano excepcional a quien admiro profundamente”.

– ¿Cómo será el traslado de Plaza Italia? ¿Es gratuito?

“Así es, contaremos con un sistema de micros que salen de la puerta del teatro del Zoo desde las 17.45 hasta las 18.30 cada 10 minutos”.

– ¿Cómo surgió la idea de invitar a que 70 personas toquen el Shofar en este momento único?

“Es tradicional que se toque el shofar en Iom Haatzmaut y nos pareció que la fuerza de muchas personas tocándolo va a ser impresionante. Esperamos ser 70, como los años de Israel”.

Se vieron imágenes del evento en el Obelisco, Lomas de Zamora y otros lugares de la provincia de Buenos Aires. ¿Considerás que es un evento nacional que trasciende a la comunidad?

“Considero que si porque 70 años de democracia e innovación en libertad son una referencia insoslayable para el mundo libre y aquí en la Argentina alcanza a la sociedad toda. Pusimos cinco mil lugares para quien deseen participar del evento y fueron arrasados por la demanda”.

 

¿Habrá más festejos en Argentina además del acto central del 18 de abril en Costa Salguero?

“El 21 y 22 de abril en General Roca y Neuquén, el 29 y el 30 de abril en Paraná. Estos dos actos son también organizados por la OSA y su Comité Confederal con la dirección general de cada Kehilá. Esto es innovador para nuestro país”.

Para finalizar, ¿cómo ves a la comunidad judía argentina en este año tan especial?

“Me preocupa, no la veo unida, la veo más bien internista. Sin embargo, y como dato positivo, creo que sólo tiene relación con la burbuja en la que vivimos los directivos y dirigentes. Por mi parte, creo que el sionismo es transversalizador y trascendente a intereses de grupos específicos. He aprendido a visitar las kehilot del interior del país y comprendí que los judíos aman Israel y que Israel es central en sus vidas y que nuestra obligación es llevar Israel a cada judío. 

En una comunidad competitiva e invasiva de las actividades propias de cada organización central, donde a veces parece existir una lucha para ver qué sello sale más grande y si se hace un acto un día antes que otro para imponerse, la OSA se dirige a la gente, a cada judío que siente que Israel es uno de los ejes de sus vidas.

Y como siempre digo, los directivos debemos hacer y promover pertenencia, ser honestos en nuestras vidas personales e institucionales y el día que dejemos nuestras organizaciones mostrar cuentas claras y resultados. Sólo somos administradores de algo que nos es dado a plazo fijo, no somos sus dueños”.

1 Comentario

  1. En verdad, el señor Sergio Pikholtz pareciera vivir encerrado un microclima, como tan bien lo definió el líder radical Ricardo Balbín. ¿Dónde vive? Que grado de ombliguismo, por Dios. ¿El mundo va a hablar de los festejos de Iom Haatzmaut en la Argentina? Un dirigente sionista de este corto calibre, en los años 60/70 no hubiera presidido ni por casualidad el sionismo vernáculo.

Deje una respuesta