Los judíos etíopes celebraron la independencia de Israel en un video emocionante que muestra su comunión con el Estado de Israel.

El video captura la celebración de una comunidad religiosa etíope de los 70 años de independencia de Israel. La película comienza con un miembro de la comunidad corriendo por la ciudad sosteniendo una bandera israelí mientras otros lo animan y se le unen. Se ven niños dibujando banderas azules y blancas de Israel mientras otros agitan banderas y bailan en el pueblo.

No nos olviden“, dice el abanderado después de que termina su procesión por el pueblo. “Los últimos 8000 judíos etíopes restantes todavía están esperando regresar y reunirse con sus familias en Israel. Es hora de finalmente traerlos a casa. Ha llegado el momento“, dicen los subtítulos de cierre de la película.

Los judíos etíopes comenzaron a emigrar a Israel tras la ley del 14 de marzo de 1977 que establecía que la Ley de Retorno israelí se aplicaba a la comunidad Beta Israel, como también se conoce a los judíos etíopes.

El 28 de febrero de 2018, los miembros de la comunidad judía en Etiopía se reunieron para expresar su deseo de unirse a sus familias en Israel, pidiendo al Estado judío que les permita inmigrar.

Los hechos tuvieron lugar en las sinagogas de Gondar y Addis Abeba, donde miles de etíopes llevan años esperando que el gobierno israelí apruebe sus peticiones.

El evento, celebrado junto con el ayuno de Ester, concluyó con el canto del himno nacional israelí, “Hatikva“, y la canción “Am Israel Jai” (el pueblo de Israel vive). Los participantes mostraron fotos de sus seres queridos en Israel, que habían inmigrado mucho antes que ellos; en algunos casos, las familias han estado separadas por más de 20 años.

Durante el evento en Gondar, los adolescentes guiaron a los niños en el canto de “Hiné ma tov u’ma na’im, shevet ajim gam yajad” (“Qué bueno es cuando vivimos juntos con nuestros hermanos”).

Ermias Gebre, de dieciocho años, leyó una carta en hebreo al primer ministro, en nombre de “todos los judíos que han quedado atrás“.

Has dicho muchas veces: ‘Está prohibido perder la esperanza’. Hemos aprendido de ti y no perderemos la esperanza…¡Honorable primer ministro, por favor, no te olvides de nosotros!“, decía la carta.

De acuerdo con las dos últimas decisiones del gabinete sobre el tema, celebradas en noviembre de 2015 y en agosto de 2016, aproximadamente 9,000 Falash Mura, judíos etíopes cuyos antepasados se convirtieron al cristianismo, pueden ser traídos a Israel antes de finales de 2020, comenzando con1,300 que fueron traídos en 2017.

Los 9,000 son solo el número potencial, de los cuales el gobierno aceptará a aquellos que cumplan con los criterios del ministerio.

Hace más de dos semanas, el Ministerio del Interior y la Oficina del Primer Ministro le dijeron al Comité de Control Estatal que dentro de cuatro semanas el gobierno aprobaría la inmigración de 1.000 etíopes residentes en Gondar y Addis Abeba en 2018, ya que se necesita una nueva decisión del gabinete para continuar la aliá de Etiopía este año.

Los fondos para implementar la decisión aún no se han asignado del presupuesto de reserva de 2018.

La futura inmigración desde Etiopía aún no se ha incluido en la agenda para el presupuesto estatal de 2019, que se cerrará en dos semanas.

Durante la reunión del gabinete del pasado domingo, el tema de la inmigración etíope y la reunificación familiar estaba en la agenda, pero no fue discutido. “El tiempo se está agotando“, dijo un representante de la Oficina del Primer Ministro al grupo de defensa de la Lucha por la Aliá Etíope.

El grupo acusa al gobierno de estancarse, y no cree que vaya a asignar los fondos para que los judíos etíopes restantes hagan aliá.

Exigimos al gobierno que cumpla con sus obligaciones de llevar a la comunidad restante a Israel y poner fin al sufrimiento de tantas familias“, dijo el grupo.

Yetayesh A., una soldado de combate de 20 años de la Unidad de Búsqueda y Rescate de las FDI, emigró a Israel hace 12 años y ha estado esperando reunirse con su padre, que quedó atrás en Etiopía, desde entonces. Su padre estaba en la sinagoga Hatikva en Gondar esta mañana, sosteniendo una foto de su hija con su uniforme del ejército.

Mientras sirvo a mi país, también estoy en una pelea por los derechos básicos de mi padre, que merece inmigrar a Israel como cualquier otro judío“, dijo Yetayesh.

El diputado del Likud Avraham Neguise, quien encabezó los esfuerzos para llevar a los etíopes a Israel, dijo: “La situación de que las familias se ven obligadas a vivir separados de sus seres queridos, parte de ellos en Israel y parte esperando inmigrar, es muy triste. Todos los días entro en contacto con historias desgarradoras de anhelos de miembros de la comunidad etíope en Israel que tienen familia en Etiopía. Pido al gobierno israelí que defienda sus decisiones y que deje de posponer las cosas sobre este tema. Es una obligación nacional y moral del gobierno“.

 

Vía The Jerusalem Post / Enlace Judío

Sin comentarios

Deje una respuesta