El Ejército de Defensa de Israel (Tzáhal) atacó una posición de artillería del ejército sirio en respuesta a un proyectil de mortero que explotó en el norte de la Meseta del Golán, en un aparente caso de desborde de la guerra civil siria.

Según el portavoz militar, el ejército israelí atacó un cañón de artillería de las fuerzas armadas sirias que estaba en la misma zona del Golán sirio desde donde fue lanzado el proyectil de mortero.

Como regla, el Ejército de Defensa de Israel acomete contra las fuerzas armadas sirias en respuesta de todo ataque proveniente de Siria, más allá de si fue no intencional o deliberado.

“El Ejército de Defensa de Israel considera al régimen sirio responsable de toda acción [que emana] de su territorio y no tolerará violaciones a la soberanía del Estado de Israel ni a la seguridad de sus ciudadanos”, advirtió el portavoz militar.

El intercambio de fuego se produce en el contexto de una creciente tensión en la frontera norte bajo el telón de fondo de una escalada continua de amenazas entre Israel y Teherán, tras el ataque aéreo contra una instalación militar iraní en la base aérea T-4 en el centro de Siria, en la que murieron al menos catorce militares entre ellos siete “asesores” iraníes.

Sin comentarios

Deje una respuesta