Las disputas internas en los altos estamentos de Hamás impiden que la organización terrorista islámica regrese a Israel los cuerpos de dos soldados caídos durante la Operación Margen Protector (la última guerra en Gaza), en 2014.

De acuerdo con un reporte del diario Israel Hayom, el jefe de la oficina política de Hamás, Ismail Haniyeh, y el líder de Hamás en Gaza, Yahya Sinwar, mantienen una disputa en torno a las marchas de protesta a lo largo de la valla fronteriza con Israel.

Haniyeh ha rechazado una propuesta egipcia de detener los disturbios, regresar los cuerpos de los soldados Oron Shaul y Hadar Goldin, y suministrar información sobre los dos civiles israelíes, que -padecen trastornos mentales e ingresaron voluntariamente a la Franja- permanecen retenidos por Hamás. A cambio, se aliviarían las restricciones a Gaza. Egipto y parte de la dirigencia de Hamás esperan además que Israel alivie las condiciones de los presos del grupo terrorista e incluso libere a una parte de ellos. Se ha ofrecido también a los palestinos la apertura del paso fronterizo de Rafah, entre Egipto y Gaza. Sin embargo, la confrontación entre los líderes de Hamás impide una respuesta unificada a los mediadores egipcios.

La información ha sido confirmada por un oficial de la inteligencia egipcia, que afirma que Ismail Haniyeh se ha opuesto incluso a participar en las discusiones que se suponía que tendrían lugar en El Cairo, sobre la propuesta.

Un alto cuadro de Hamás en Gaza citado por el periódico afirma que “Sinwar está furioso por la cooperación de Haniyeh con Teherán que está dañado los intereses palestinos”.

 

Vía Aurora

Sin comentarios

Deje una respuesta