La escritora más vendida J.K. Rowling entró en el debate sobre el antisemitismo británico la semana pasada cuando dijo en una serie de tweets virales que “los no judíos deberíamos comenzar a asumir la carga” en la lucha contra el aumento de los sentimientos antijudíos, informó el jueves The Times of Israel.

La autora de Harry Potter hizo referencia al abuso que sufren los judíos en las redes sociales y condenó los argumentos semánticos de los antisemitas.

“La mayoría de los judíos del Reino Unido en mi línea de tiempo actualmente tienen que enfrentar este tipo de basura, así que tal vez algunos de nosotros no judíos deberíamos comenzar a cargar con el peso“, escribió en respuesta a un tweet que decía: “Porque el judaísmo es una religión y no una raza“.

Rowling continuó, diciendo: “Los antisemitas piensan que este es un argumento inteligente, así que dígannos: ¿Los judíos ateos fueron eximidos de usar la estrella amarilla?“

Retuiteando una ‘Prueba básica para el antisemitismo‘ formulada por el comediante David Schneider, Rowling compartió una captura de pantalla de una respuesta que había recibido, que sugería que “argumentar contra el antisemitismo es extremadamente insensible culturalmente con los musulmanes“. Ella lo describió como “mente alucinante“.

La escritora, que tiene más de 14 millones de seguidores en Twitter, rechazó todas las defensas del antisemitismo y dijo que la respuesta a los sentimientos antijudíos tenía que ser la misma que la que recibe cualquier otro racismo o fanatismo.

 

“Buscar la quinta pata al gato. Etimología del debate. Brilla por el abuso de tus conciudadanos atacando las acciones del gobierno de otro país. ¿Su respuesta a cualquier otra forma de racismo o intolerancia sería avergonzarse, desviarse o justificarse?“, preguntó.

Luego tuiteó que “llegaron los moralistas de ‘los árabes también son semitas’ “, una referencia al argumento de que los árabes no pueden ser antisemitas por definición porque también son semitas. (El término antisemitismo fue acuñado por el periodista alemán del siglo XIX Wilhelm Marr, que se opuso a la emancipación judía y buscó popularizar un término que haría que el odio a los judíos sonara más científico).

Rowling declaró que “lamentaba tanto” oír ejemplos de antisemitismo y respondió a una madre judía, que había twitteado a la escritora que sus hijos experimentan intimidación antijudía en la escuela. “Sabe que no estás sola y que muchos de nosotros estamos contigo“, Rowling le aseguró.

La famosa escritora también retuiteó un enlace al discurso pronunciado por el parlamentario John Mann la semana pasada, durante un debate parlamentario, denunciando el antisemitismo y destacando los abusos que su familia debe soportar por su posición.

En 2015, Rowling se unió a 150 artistas británicos en la firma de una carta que denunciaba la campaña BDS (boicot, desinversión y sanciones) para aislar a Israel.

Las acusaciones de antisemitismo en Gran Bretaña, especialmente en el Partido Laborista, han crecido desde que Jeremy Corbyn, que una vez describió a la organización terrorista Hamás como sus “amigos”, fue elegido líder del principal partido de la oposición británica en 2015. El partido Laborista de Israel recientemente suspendió todos los lazos con Corbyn por lo que describieron como “hostilidad” hacia la “comunidad judía”.

Fuente: Times of Israel-Enlace Judío

 

Sin comentarios

Deje una respuesta