Tras varias idas y vueltas, el duelo ante el elenco israelí será en Jerusalén y no en Tel Aviv o Haifa como estaba previsto. El cambio de sede fue empujado por los gobiernos argentino e israelí. Mauricio Macri tiene previsto viajar. Los detalles de la visita a Israel entre la cábala y la política.

Finalmente, el amistoso entre Israel y la Argentina, que se jugará a cinco días del inicio del Mundial de Rusia, será en la ciudad de Jerusalén tal y como querían los gobiernos de ambos países.

Claro, primero se mencionó que el duelo sería en Tel Aviv, luego en Haifa (ciudad que prefería el empresario que organiza el encuentro), pero siempre se supo de las ganas del gobierno de Mauricio Macri y del de Benjamín Netanyahu, para que el partido sea en Jerusalén. ¿El motivo? Quieren que el mismo quede englobado en el contexto de la celebración del 70 aniversario del Estado de Israel como nación soberana.

Es más, la Selección Argentina estará poco tiempo en suelo israelí. Según pudo confirmar “Doble Amarilla” serán apenas 18 horas y, en ese tiempo, la agenda será muy ajustada.

Argentina viajará el 8 de junio a la tarde desde Barcelona y el 9, día del partido ante Israel, primero visitará, en una visita cerrada al resto de los turistas, el Muro de los Lamentos y el Santo Sepulcro, dos de los puntos más emblemáticos de la “Tierra Santa”. Por la noche, el amistoso ante el equipo de Elisha Levy, en el Teddy Kolek Stadium, de esa ciudad.

Luego del partido o el día 10 por la mañana, el elenco albiceleste, partirá desde Israel rumbo a Moscú, para ya instalarse definitivamente en el Bronnitsy Training Centre, su búnker en tierras rusas.

El trasfondo entre la política y la cábala

El gobierno argentino siguió muy de cerca las gestiones para que el partido se mude a Jerusalén. La idea de ambos gobiernos es que quede englobado en los festejos por el 70 aniversario de la concreción del Estado de Israel. Tanta es la importancia que le dan en Balcarce 50, que está previsto que Mauricio Macri esté presente.

En la última semana, una delegación de la AFA viajó a Rusia, a seguir de cerca las obras en Bronnitsy y también fue hasta Israel, para observar dónde se quedará la Selección durante su estadía allí y definir bien cómo será el itinerario durante las horas en suelo israelí.

El dato de color es que la última Selección Argentina que visitó el Muro de Los Lamentos, fue la de Carlos Bilardo, en 1986. Por eso, varios le dan a este partido el cáliz de “cábala”. Sin embargo, los motivos del gobierno argentino son mucho más políticos que esotéricos.

 

Vía Doble Amarilla

Sin comentarios

Deje una respuesta