Al menos 30 judíos británicos resultaron heridos en el barrio londinense de Stamford Hill el miércoles por la noche después de que una hoguera estalló en una gran explosión durante una celebración de la fiesta de Lag B’Omer.

Los médicos trataron a unas 30 personas en la escena, informó Yeshiva World News, y unos 10 fueron llevados a hospitales locales con quemaduras en la cara.

Las imágenes de la explosión distribuidas por Hatzola, un servicio médico de emergencia voluntario judío, mostraron a un rabino ultraortodoxo local preparándose para encender una pira. Sin embargo, cuando intenta encenderla, la pila estalla inmediatamente en llamas y docenas de personas huyen presas del pánico.

Si bien la bola de fuego aparentemente fue provocada por el exceso de combustible vertido en la pila antes de encenderla, algunos en las redes sociales especularon que podría haber sido causada por los teléfonos móviles arrojados en la pila por judíos ultraortodoxos. Esa afirmación fue ampliada el jueves por la mañana por los tabloides británicos.

Algunos judíos ultraortodoxos se oponen al uso de teléfonos inteligentes, considerándolos peligrosos y espiritualmente dañinos, dijo Yeshiva World News que el rabino había pronunciado un discurso sobre el tema antes de la explosión. También dijo que “definitivamente” había varios teléfonos inteligentes dentro de la pira.

Hatzola dijo en Twitter que “proporcionó un equipo de mega respuesta a un incidente importante como resultado de una explosión de fuego“. El servicio de ambulancias de Londres reveló que envió un equipo de respuesta de área peligrosa para ayudar a Hatzola.

La fiesta de Lag B’Omer marca el aniversario de la muerte del rabino Shimon bar Yochai, sabio del siglo II a.c. La costumbre de encender hogueras para celebrarlo se ha desarrollado en los últimos cientos de años y no tiene ninguna base en la ley religiosa.

 

Vía Times of Israel / JPost / Enlace Judío

Sin comentarios

Deje una respuesta