En la mañana de este jueves y ante la presencia del Secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, se dio inicio al décimo octavo período de sesiones ordinarias del Comité Interamericano contra el Terrorismo (CICTE), en el cual la Argentina fue electa por los Estados miembro para ocupar la presidencia del período 2018-2019. El Congreso Judío Latinoamericano participó de las sesiones.

La apertura de la Sesión Regular anual estuvo a cargo de la Presidencia saliente del Comité Interamericano contra el Terrorismo, Su Excelencia Alexis Bethancourt Yau, Ministro de Seguridad Pública de Panamá, y del Secretario General de la Organización de los Estados Americanos, Luis Almagro, quien manifestó que “al terrorismo debemos enfrentarlo mancomunadamente y el CICTE tiene un papel que cumplir”.

“Tomemos el liderazgo y demostremos que las Américas están a la vanguardia para combatirlo. La derrota de ese flagelo es fundamental para el Estado d Derecho y el sistema democrático”, aseguró Almagro.

Participó de la Sesión Claudio Epelman, Director Ejecutivo del Congreso Judío Latinoamericano (CJL), quien habló sobre el aporte de la actividad interreligiosa a la lucha contra el terrorismo, describiéndola como “un instrumento de preservación de coexistencia”.

Epelman presentó a los delegados la “Declaración de Córdoba”, documento rubricado el año pasado por las organizaciones representantes del judaísmo, cristianismo e islam en Latinoamérica, mediante el cual se declaró a la región “Zona de Convivencia Interreligiosa”. En este sentido, sostuvo que la Declaración “sirve de plataforma para mantener, sostener y profundizar la convivencia en la región”.

Las discusiones de la cita, que se extenderá hasta este viernes, están basadas en “El extremismo violento que puede conducir al terrorismo en el Hemisferio Occidental: tendencias y amenazas”, las “Medidas para prevenir y hacer frente al extremismo violento” y “El uso del Internet para fines terroristas”, mientras que al final del Encuentro se aprobará la Declaración “Fortaleciendo esfuerzos hemisféricos para abordar y contrarrestar el extremismo violento que conduce al terrorismo”.

El CICTE tiene como propósito principal promover y desarrollar la cooperación entre los Estados Miembros para prevenir, combatir y eliminar el terrorismo, de acuerdo con los principios de la Carta de la OEA, con la Convención Interamericana contra el Terrorismo, y con pleno respeto a la soberanía de los países, al estado de derecho y al derecho internacional, incluidos el derecho internacional humanitario, el derecho internacional de los Derechos Humanos y el derecho internacional de los refugiados. Los Estados Miembros designan a las autoridades nacionales competentes para representar a su país, quienes se reúnen en la Sesión Regular anual para la toma de decisiones.

Sin comentarios

Deje una respuesta