Desde su cuenta de Facebook Oficial, el equipo de fútbol israelí Beitar Jerusalén uno de los clubes más importantes de Israel que se fundó en 1936 y del cuál es hincha Biniamín Netanyahu, Ehud Olmert y algunos miembros del gobierno pertenecientes al Likud.

En un largo texto explican que tras 70 años estaban esperando el reconocimiento y que el presidente Donald Trump tuvo el “coraje” de trasladar la embajada y “reconocer a Jerusalén, Capital Eterna del Estado de Israel”.

En otro párrafo del texto reconocen que el dueño del Beitar Jerusalén, Eli Tabib, el managger, Eli Ohana y el presidente decidieron cambiar el nombre del club y pasar a llamarlo “Beitar Trump Jerusalém” en honor al presidente Norteamericano, que según el club “hizo historia”  con su decisión.

Sin comentarios

Deje una respuesta