Mucha expectactiva, no solo a nivel comunitario, sin tambien a nacional se había generado en la previa a la Asamblea General Ordinaria de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), que se desarrolló en el séptimo piso de Pasteur 633, había un clima tenso  que apuntaba a un claro enfrentamiento entre dirigentes que apoyaban la continuidad de la actual dirigencia comunitaria y los que pretendían la renuncia inmediata.. Pese a que se produjeron algunos cruces verbales entre los representantes de las instituciones, la asamblea terminó igual de como empezó:  la comisión directiva, a través de su actual presidente Dr. Alberto Indij aseguró que continuarán de manera “transitoria” hasta llegar a las elecciones en el mes noviembre.

Fue multitudinaria la asamblea, que, a diferencias de anteriores, tuvo más concurrencia por la magnitud de los hechos públicos  desencadenados por el encuentro entre Ariel Cohen Sabban, ex presidente de DAIA, y Esmeralda Mitre en el domicilio de la actriz. El secretario general, Mario Tanenbaum fue el encargado de llevar adelante la asamblea. En primer lugar, el secretario comentó que, pese a que había un orden del día preestablecido, se iba a dar un espacio de preguntas para que los representantes de las instituciones de la comunidad que participaron en la misma expresen su opinión o propuesta con relación a la crisis que está atravesando la DAIA

A continuación, el actual presidente de la representación política de la comunidad judía leyó una cronología de los hechos que se fueron suscitando y de cómo actuó el Ejecutivo de la entidad debido a que muchas instituciones emitieron comunicados poniendo en duda la “credibilidad y legitimidad” de la comisión directiva.

Luego, se dio a lugar a espacio de opinión y  se destacó el testimonio de Delia Sisro la representante de la Escuela Weizman , enumeró una serie de irregularidades antes de pedir el paso al costado de toda la CD. Hubo un  cruce fuerte entre Indij y el presidente del Confederal, Diego Duglovitzky de Paraná: el presidente le echa en cara que el Confederal nunca apoyó a esta conducción en estos más de dos años y le enumera una serie de acciones que llevo adelante esta comisión directiva como el juicio a los neonazis en Mar del Plata o el pedido de apertura de la causa de la denuncia de Nisman, a lo que Duglovitzky le responde que cuando su domicilio particular fue pintado con esvásticas y tuvo que tener policías en la puerta, esta comisión directiva no se encargó de hablar con las autoridades provinciales. También la vicepresidenta de la Filial DAIA de Córdoba y protesorera del Confederal, Ana María Bercovich, denunció que en ningún momento recibió la memoria y balance, pese a que realizaron pedidos por escrito desde el Confederal a lo que el tesorero, Mario Ruschin se encargó de responder. Gustavo Sakkal, vicepresidente del Museo del Holocausto y presidente del Círculo Social Hebreo Argentino, remarcó que los dirigentes comunitarios perdieron el rumbo  y que la comunidad debe volver a sus raíces. Por último, el vicepresidente 1° de la AMIA, Ariel Eichbaum, le preguntó a esta CD ¿cuál es el criterio de la DAIA para convocar a las distintas personalidades que asistieron? y le pidió que brinde un detalle de las empresas privadas y organismos del Estado que aportan dinero en la institución.

Los que tomaron la palabra estuvo dividida, estaban los que se opusieron a que esta comisión directiva continúe en el cargo, y hubo algunas otras voces que se alzaron a favor y defendieron la continuidad hasta noviembre, mes en el cuál, se deben producir las elecciones en la representación política de la comunidad judía Argentina. Tanenbaum finalizó dándole la palabra al presidente para que hable sobre la tercera moción prevista en la asamblea que era la causa AMIA.

La actual conducción se retiró de la Asamblea con la sensación de satisfacción al haber logrado que todo siga como hasta ahora, no haya renuncias y habrá consenso para fijar la nueva fecha de elección o mantener la misma fijada para el 10 de Noviembre.

Hubo ganadores y perdedores después de los pedidos y acusaciones. El Consejo Federal, intelectuales y ex dirigentes comunitarios habían pedido la destitución de la actual conducción. La Asamblea determinó que no será así y por lo tanto Alberto Indij como Presidente, Alberto Hammerschlag como Vicepresidente primero y Luis Grynwald como Vicepresidente segundo seran quienes conduzcan en los próximos tiempos los destinos de esta DAIA que sufrió un duro golpe, pero sigue en pie.

 

Sin comentarios

Deje una respuesta