En el marco de la apertura de la Embajada de Estados Unidos en Jerusalem y previo a los conflictos que se desataron en la frontera con la franja de Gaza; soldados israelíes se abrazaron, saltaron y con música que provenía de un camión de Jabad Lubavitch instalado en el lugar, cantaron con la fuerza que empuja a la emoción y es tradicional en el pueblo judío.

Sin comentarios

Deje una respuesta