Luego del traslado de la embajada de Estados Unidos a Jerusalén se vivieron momentos de tensión en la frontera con Gaza por la escalada de violencia palestina contra Israel, en repudio de la decisión de Donald Trump.

Los choques dejaron más de 60 muertos e hizo que todo el mundo pusiera los ojos en esa parte del mundo.

Además, estos incidentes provocaron que, según publicó el medio Doble Amarilla, las autoridades de la AFA y de seguridad comenzaran a pensar en la reubicación del partido amistoso que está pactado entre la Selección argentina y la de Israel para el 9 de junio. La Selección dirigida por Jorge Sampaoli estará entrenando en Barcelona durante los días previos y la mudanza del partido al terreno catalán es una buena opción que está siendo barajada por los dirigentes.

Otra de las decisiones que hacen pensar que el partido no se jugará en Israel es la decisión tomada por la Casa Rosada de que el presidente Mauricio Macri finalmente no viaje al país a realizar actividades oficiales, además de asistir al encuentro.

Pero existe la firme posibilidad de que el partido quede definitivamente suspendido. Eso dependería de la intención de Israel de aceptar cambiar de sede y viajar a jugar a otro país. A su vez, responsabilizan a la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) por haber rechazado jugar en Haifa (allí estaba previsto) porque “querían tener la foto de la delegación en el Muro de los Lamentos”.

 

Vía Marketing Registrado

Sin comentarios

Deje una respuesta