Un palestino que fue capturado por soldados de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) luego de atravesar la valla fronteriza e infiltrarse en Israel dijo en su interrogatorio que Hamás organizó las manifestaciones fronterizas para mantenerse en el poder.

“Hamás organizó las manifestaciones para que la gente no se vuelva contra ellos”, afirmó, explicando que ante el deterioro de la situación humanitaria en la Franja, la organización terrorista planeó la llamada Gran Marcha del Retorno para que el pueblo se rebele libremente y lo hizo de una manera que ayudaría a su causa. Controla todo en la Franja de Gaza y todo lo que sucede pasa por ellos. Hamás nos envía mensajes a través de Facebook y mensajes de texto diciéndonos que vayamos. Llegan a las mezquitas, gritan y reparten folletos que piden que vayamos a la valla de seguridad. Cuando hay electricidad, los televisores están encendidos y transmiten: ‘gran marcha del retorno, marcha, marcha…marchen y protesten’. Algunos van a los disturbios y otros no. Preparan autobuses para salir de Sujaiyya y luego esperan en las mezquitas”.

“Le dicen a las mujeres ‘usted es una mujer, avance, el ejército no mata a mujeres’. Le dicen a los niños que avancen ‘el ejército no dispara a niños pequeños’. Le dicen al niño que avance y él lo hace. Lo engañan”, afirmó.

“Establecieron un comité que es responsable de la marcha y de decirle a la gente que vaya. La gente está cansada y aburrida, y yo soy una de esas personas”, dijo.

Las FDI efectivamente ordenaron explícitamente no disparar a mujeres o niños y los instó a que se abstuvieran de acercarse a la valla, advirtiendo que al hacerlo se ponen en peligro.

El martes, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, hizo hincapié en que a veces es inevitable dañar a civiles.

“Ellos [Hamas] empujan a civiles, mujeres y niños a la línea de fuego con la esperanza de crear víctimas”, explicó. “Tratamos de minimizar las bajas. Están tratando de provocar bajas para presionar a Israel, lo cual es terrible”.

Un día después, el ministro de Defensa, Avigdor Lieberman, calificó a los líderes del grupo terrorista como “un grupo de caníbales que tratan a sus propios hijos como armamento”.

 

Vía Ynet / Enlace Judío

Sin comentarios

Deje una respuesta