El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, inauguró este viernes una cumbre extraordinaria de la Organización de Cooperación Islámica (OCI) para abordar lo ocurrido en Gaza el pasado lunes y lanzó una fuerte condena en contra de Israel.

Erdogan instó al mundo musulmán, como horas antes lo hizo en un mitin masivo en Estambul, a unirse contra la “agresión” israelí contra los palestinos. En su discurso de apertura de la cumbre, Erdogan señaló: “Diré abierta y claramente que lo que Israel hace es bandolerismo, brutalidad y terrorismo de Estado“.

“No hay diferencia entre la atrocidad que enfrentó el pueblo judío en Europa hace 75 años y la brutalidad a la que están sometidos nuestros hermanos de Gaza“, sentenció brutalmente contra Israel, en otro de sus arranques discursivos en contra del Estado judío. “Los musulmanes no darán ni un paso atrás en sus reclamos por el este de Jerusalén“.

El mandatario turco denunció desde las acciones defensivas de Israel en contra de los manifestantes violentos palestinos durante la “Gran Marcha del Retorno” llevada a cabo el pasado lunes en Gazacomo una “agresión israelí”, lo que desató una crisis diplomática entre ambos países.

Cerca de 40 mil palestinos participaron y 62 murieron durante los enfrentamientos que llevaron a cabo con las FDI en la valla de seguridad, en los que se presentaron varios intentos violentos de infiltración hacia Israel. El grupo terrorista Hamás, que organizó las manifestaciones masivas desde el pasado 30 de marzo, admitió que 50 de los 62 eran miembros de sus filas.

Un gran número de jefes de estado y gobierno, incluidos el primer ministro palestino RamiHamdallah, el rey Abdalá II de Jordania, el presidente de Irán, Hassan Rouhani y el canciller de Arabia Saudita, entre otros, participaron en la cumbre. Un total de 15 miembros de la OCI informaron que los ministros de Asuntos Exteriores asisten a la reunión, incluidos Irán, Bangladesh, Kazajstán, Arabia Saudita, Libia, Azerbaiyán, Túnez, Líbano, Irak y Egipto.

Una declaración final conjunta será lanzada al finalizar la cumbre. En diciembre pasado, pocos días después de que Donald Trump reconociera a Jerusalén como la capital de Israel, el OCI también se reunió de urgencia para posicionarse al respecto, condenando el movimiento y declarando que Jerusalén del Este es la capital del Estado de Palestina.

 

Vía Daily Sabah / Enlace Judío

Sin comentarios

Deje una respuesta