Avner Avraham, el ex agente del Mossad y especialista en la captura y el juicio del jerarca nazi, Adolf Eichmann dialogó en exclusiva con VIS A VIS con relación a cómo se interesó por la historia de este personaje que la Historia que luego de la Segunda Guerra Mundial se refugió en nuestro país, más precisamente en San Fernando, bajo otra identidad, pero en 1960,  en una acción de inteligencia del Mossad fue capturado, secuestrado y llevado a juicio en el Estado de Israel para ser condenado por los crímenes cometidos.

Avraham que ya es un agente retirado del servicio de inteligencia israelí dedicó los últimos tres años de su servicio a investigar, profundizar y realizar exposiciones con la información que fue recolectando del secuestro de Eichmann y de su posterior enjuiciamiento. Además durante la charla que mantuvo con el portal web en inglés comentó que su presencia en el Museo del Holocausto en Buenos Aires se debe a que diseñará junto al staff una parte de la exposición permanente, que se inaugurará en un año y medio apróxidamente en Montevideo 919,  destinada a profundizar en la historia de la captura del teniente coronel de la SS, uno de los responsables de la creación de la Solución Final.

– ¿Cómo se convirtió en espía del Mossad?

– Después de terminar los cuatro años en el ejército de Israel en el cargo de Oficial, dos días después de finalizar el ejército, empecé todo el proceso para ingresar al Mossad.

– ¿Por qué su interés con relación a la historia de Adolf Eichmann?

– Yo soy un coleccionista. Las personas todo el tiempo me daban distintas cosas porque sabían que yo era el “loco” que le gustaba coleccionar distinto tipo de cosas. En 2010 se cumplieron 50 años del juicio. En el archivo del Mossad encontré una serie de cajas con todos los documentos originales de la operación: cámara, negativos, herramientas que utilizaron los espías, etc. Con todo este material monte una pequeña exhibición en el edificio del Mossad, y el primer ministro israelí, Biniamín Netanyahu vino a verla. Yo sé que los documentos de la operación son un Secretos de Estado, pero después de determinado tiempo se pueden abrir los archivos. Es por eso, que Netanyahu me propuso ir a la Knéset en Jerusalén a exponer por tres semanas: allí expuse está muestra con algunos de los elementos, porque incluso en la actualidad, hay archivos que no se pueden exhibir. Luego esta exposición estuvo un año entero expuesta en el Museo Judío de Tel Aviv y fue una de las más exitosas. En Israel hay mucha política, personas que apoyan a los partidos de izquierda o derecha y se producen enfrentamientos, en algunos momentos, pero el Holocausto es la causa que une a todos. Primero que nada, el Holocausto es una de las partes más importantes, de los últimos 100 años, para el pueblo judío, en este sentido, Eichmann es muy importante para la Historia de los israelíes y el pueblo judío. La captura del jerarca nazi que se exilió a la Argentina es una gran operación que Mossad. Para realizar una operación de estas características tenes que pensar en los detalles más pequeños; tuvieron que venir 11 agentes del Mossad sin que nadie se dé cuenta, llevar a una persona al aeropuerto, subirlo al avión y enviarlo a Israel. Sí a Eichmann le sucedía algo durante el vuelo o el traslado se caía toda la operación porque lo necesitaban vivo para el juicio.

– Después de las exposiciones, ¿qué sucedió?

– El director del Mossad me propuso dejar mis otros trabajos y dedicarme a generar una exposición sobre la operación de captura del Eichmann. A eso me dedique tres años de mi vida antes de retirarme. Generé un montón de exposiciones en el mundo, una de las últimas muestras fue sobre la Operación Entebbe. Para poder hacer las exposiciones me gradué con honores en la carrera de curador oficial en la universidad.

– Con relación a está temática, ¿Cuál es el trabajo que va a realizar en conjunto con el staff del Museo del Holocausto?

– Yo quiero contar la historia real. Hay muchos libros y películas con relación a esta operación, pero puedo hallar los errores en cada una de estas historias. Por eso me parece importante que para el Museo del Holocausto de la Argentina la historia debe ser precisa, creíble y cercana a la realidad. En la muestra permanente del museo va a haber un espacio dedicado a la captura y el juicio de Adolf Eichmann. Yo crearé y diseñaré la nueva exposición, analizando el material que tiene el museo y, además,  que puedo aportar yo de mi colección. (NdelR: Avner donó de su propia colección al Museo del Holocausto un vinilo con el audio completo de lo que fue el juicio a Eichmann en Israel que termina con una sentencia a fines de 1961).

El año pasado se filmó en distintas locaciones de la Argentina la película “Operation Finale” dirigida por Chris Weitz y Ben Kingsley encarnará al persona de Adolf Eichmann en su exilio en nuestro país y luego el secuestro y posterior deportación para el juicio en Jerusalén. Avner fue asesor del film, con relación a está experiencia mencionó: “El año pasado descubrí que se iba a filmar en la Argentina la película “Operación Final” protagonizada por el actor Ben Kingsley que encarnará al jerarca nazi. Me convertí asesor para la película, elaboré parte de la investigación y vine aquí dos meses para participar durante la filmación para darle mi conocimiento, incluso entre el guion y la filmación, yo puede hacer algunos cambios o agregar determinados detalles. Por ejemplo, si una persona le debía enviar un mensaje a alguno de los agentes del Mossad, ellos lo citaban en un café y le pedían que deje sobre la mesa un libro de niños, y los agentes israelíes si tenían un mensaje iban al café y se encontraban. Yo pude encontrar el libro original que se utilizó en la operación y se incorporó a la película.  En lo personal fue muy importante participar en una mega producción cinematográfica”. 

Agradecemos a Julia Juhasz parte del staff del Museo del Holocausto por la traducción  brindada durante la entrevista. 

 

1 Comentario

Deje una respuesta