El Dr. Ilya Altman se recibió de profesor de Historia en el Instituto Estatal de Historia y Archivos de Moscú, actualmente la Universidad de Rusia para las Ciencias Humanas, y fundó el Centro de Educación y de Investigación de Rusia sobre el Holocausto. Hace dos años presentó la exposición “El Holocausto: aniquilación, liberación y rescate” en el Parlamento de su país y, también, recorrió una serie de países y organismos internacionales.

Durante la entrevista exclusiva con Vis á Vis, Altman se refirió a cómo fue la investigación y la recopilación de datos que se presentaron en la exhibición del lunes 20 de mayo en el Salón de los Pasos Perdidos del Congreso de la Nación y que estará hasta el jueves 24 del corriente.

Luego, esta misma exposición estará en el Museo del Holocausto en su sede provisoria, José Hernández 1750.

“Esta exhibición fue presentada hace dos años en el Parlamento de Rusia y la versión en inglés fue presentada en Estados Unidos en el Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto este año, y también fue presentada en el Parlamento de la República Checa, la Knéset (Parlamento israelí)”, señaló en primera instancia el historiador ruso, quien además agregó: “La versión en español se presentará por primera vez en la Argentina en el Congreso de la Nación (NdelR: la exposición fue inaugurada el lunes 21 de mayo y estará allí hasta el jueves 24). Me siento muy bendecido de estar aquí y presentar la Historia del Holocausto relacionado con el Ejército de la Unión Soviética porque muy pocas personas saben la historia de lo sucedido en esos tiempos”

Ante la consulta de cómo fue el proceso de recopilar fotos y documentos relacionados con el Holocausto en Rusia, Altman aseveró: “Esta muestra tiene interesantes fotos y documentos de 15 archivos de museos y muchos archivos de centros de distintos países. La exposición relata las historias personales de rusos que liberaron a distintos personas durante el Holocausto y, esto, fue producto de una investigación que realizaron estudiantes de mi país de las principales ciudades de Rusia que fueron recolectando información de muchos médicos, soldados y periodistas, queestuvieron durante la liberación del campo de concentración de Auschwitz”.

2.155.000 judíos fueron directamente liberados por el Ejército Rojo en territorio de la ex Unión Soviética, Alemania, Polonia y República Checa, y también pudieron recopilar la historia de Otto Frank, padre de la joven Ana Frank, quién escribió una carta única durante su exilio en Japón agradeciéndole en la primera frase de su misiva la liberación del Ejército Rojo de Auschwitz-Birkenau”, remarcó Ilya Altman.

Sin comentarios

Deje una respuesta