El Banco de Economía Social (BFS), una institución financiera alemana que posee la mayor cantidad de cuentas de Boicot, Desivenrsión y Sanciones (BDS) en el país, está permitiendo que un grupo recaude fondos para expulsar a Israel del patrocinio de un festival de cultura pop de agosto, además de instar al gobierno federal a expulsar al embajador israelí de Berlín debido al conflicto de Gaza.

El grupo extremista alemán BDS “Voz judía para una paz justa en Oriente Medio” escribió en su sitio web el 9 de mayo expresando “solidaridad con el llamado palestino a renovar el boicot del Festival de Cultura Pop hasta que se retire el apoyo de la Embajada de Israel“.

El viernes, Jewish Voice (Voz Judía) pidió al gobierno de Alemania que expulsara al embajador de Israel en Berlín, Jeremy Issacharoff, y detuviera las entregas de armas al estado judío.

Por su parte, el Rabino Abraham Cooper, decano asociado del Centro Simon Wiesenthal, dijo a The Jerusalem Post: “El anuncio de este grupo judío, entre comillas “judío” de boicotear un evento cultural apoyado por Israel, no un evento político, así como su llamado a que Alemania expulse al embajador de Israel, destruye cualquier supuesto acuerdo de que el Banco de Economía Social no estaría involucrado en actividades de boicot. Tal acuerdo no valía el correo electrónico en el que fue escrito“.

Cooper agregó: “Voz Judía existe solo para deslegitimar y demonizar a Israel y el banco lo sabe. A pesar de este nuevo desarrollo, el banco permite que sus servicios sean utilizados por estos grupos [BDS]. El banco facilita a sabiendas boicots a Israel. Como resultado, si esa sigue siendo la política del banco, el Centro Simon Wiesenthal insta a todas las instituciones judías y a los depositantes judíos individuales a abandonar el banco y llevar sus negocios a otra parte“.

En abril, el Post informó exclusivamente que la organización LGBT alemana, la Fundación Magnus Hirschfeld, llamada así por el fundador judío del movimiento homosexual moderno perseguido por los nazis, canceló su cuenta con el Banco de Economía Social debido a su actividad BDS.

En una declaración, el ministro de Seguridad Pública, Guilad Erdan, pidió al Banco de Economía Social que ponga fin a su relación comercial con los grupos de BDS.

Harald Schmitz, el presidente del banco, y sus dos suplentes, Oliver Luckner y Thomas Kahleis, no respondieron a las numerosas consultas de los medios de comunicación.

Pop-Kultur, con sede en Berlín, es un festival internacional que se celebra del 15 al 17 de agosto y se “basa en tres fundamentos elementales:
1. En vivo (música, charlas, lecturas, exposiciones y películas)
2. Jóvenes talentos Pop-Kultur
3. Redes”

Después de que los grupos de BDS montaran una campaña contra el patrocinio de Israel del festival Pop Cultura en agosto de 2017, los músicos de Egipto, Siria y Túnez se retiraron del evento. Israel es uno de los muchos patrocinadores del evento junto con la ciudad de Berlín.

Klaus Lederer, quien supervisa la agencia cultural de la ciudad, dijo que el “llamado a boicotear el festival con noticias falsas sobre una supuesta cofinanciación del festival por parte del Estado de Israel es repugnante y me aterra“.

El Centro Simon Wiesenthal está considerando la inclusión de tres altos ejecutivos del BFS en su lista de los 10 peores casos de actividad antisemita y antiterrorista en 2018 debido a la agresiva habilitación del banco para la campaña BDS apuntando al estado judío.

La embajada de Israel dijo a The Jerusalem Post sobre el boicot de su patrocinio del festival: “Lamentablemente hay personas que creen posible hoy en Alemania que los artistas puedan ser empujados a boicotear eventos culturales solo porque hay una participación cultural israelí. Israel aboga por la cultura en Alemania, las cooperaciones y el diálogo en general, algo que los partidarios de este boicot no combaten. Estas personas demandan que los artistas en Alemania se opongan a Israel. Esto perjudica, ante todo, la escena cultural en Berlín. Lamentamos los intentos de silenciar a las personas y que la sociedad alemana se vea privada de insumos culturales por esto“.

Condenamos a los líderes de cualquier banco que continúe permitiendo que BFS haga negocios con quienes trabajan para dañar y finalmente eliminar al estado judío“, dijo el Rabino Cooper al Post.

La ley anti BDS de la ciudad de Frankfurt impedirá los negocios con el Banco de Economía Social“, confirmó el vicealcalde de la ciudad, Uwe Becker.

 

Vía The Jerusalem Post / Enlace Judío

Sin comentarios

Deje una respuesta