El parlamento discutió un proyecto de ley para reconocer oficialmente el Genocidio Armenio por el Imperio Otomano de Turquía a principios del siglo XX.

Aunque el instigador del proyecto de ley, el parlamentario Tamar Zandberg del partido izquierdista Meretz, lo describió como un problema moral más que político, es probable que obtenga apoyo entre los miembros de la coalición debido a la creciente brecha entre Israel y Turquía por los eventos de la semana pasada en Gaza.

La semana pasada, el presidente turco Recep Tayyip Erdoğan llamó a Israel “un estado de apartheid” y aconsejó al primer ministro israelí Benjamin Netanyahu a “leer los Diez Mandamientos” para aprender sobre la humanidad.

El Genocidio Armenio, también conocido como el Holocausto Armenio, fue el exterminio sistemático de 1.5 millones de armenios entre 1914 y 1923. Turquía se opone a este término y no reconoce la responsabilidad del Imperio Otomano por los homicidios.

Si bien el sistema educativo israelí reconoce el Genocidio Armenio, el gobierno israelí no lo hace y se refiere a él como “la tragedia armenia”. Si el gobierno adopta el nuevo proyecto de ley, significará la ruptura inmediata de los vínculos entre los países.

Fuente: Diario Judío

Sin comentarios

Deje una respuesta