El ex presidente de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), Dr. Jorge Kirszenbaum, en diálogo con VIS A VIS se refirió al fallo de la Cámara Criminal y Correcional Federal en el que asevera que la muerte del Fiscal Alberto Nisman fue por un homicidio y  dicta los procesamientos de los cuatro custodios y de Diego Lagomarsino. Los jueces Martín Iruzun y Leopoldo Bruglia, ante un recurso presentado por la defensa de Sara Garfukel de que sea caratulado como magnicidio, decidió no dar a lugar, aunque volvió a ratificar que la muerte del ex fiscal de la UFI-AMIA,  se trató de un asesinato como lo había determinado el juez federal, Julián Ercolini, en primera instancia.

“El fallo de la cámara se basó, fundamentalmente, en la pericia de Gendarmería Nacional que fue concreta con relación a que hubo un homicidio, dio las características y la idea de que intervinieron dos personas más en ese homicidio. De todas maneras, este peritaje no alcanza para señalar responsables ni imputaciones concretas. Pero obviamente la Justicia tiene indicios claros, precisos y concordantes respecto de (Diego) Lagomarsino, sin conocer en profundidad la causa, entiendo que ese procesamiento acertado, pero no sé que grado de confirmación puede llegar a tener las imputaciones que pesan sobre éste este fallo que tampoco alcanza para señalar a responsables gubernamentales del gobierno anterior”, analizó el Dr. Kirszenbaum en primera instancia.

Con respecto a si hoy en la causa existen pruebas para determinar los autores materiales del homicidio aseveró: “La Cámara dijo que el homicidio se basa en su dictamen y está relacionada con la investigación que llevaba adelante (Alberto) Nisman sobre el Pacto con Irán. Eso es una aseveración conjetural muy fuerte, pero yo no veo que surjan en estos momentos de la causa ningún elemento que sea adecuado para concretar imputaciones directas de quienes son los responsables o los instigadores”

La defensa de Sara Garfunkel, madre de Nisman, interpuso un recurso para que el homicidio sea caratulado de magnicidio, pedido que no fue tenido en cuenta por los jueces en el momento del fallo: “Cambia el perfil de las imputaciones, pero no alcanza con este resultado de la cámara la calificación de magnicidio. Magnicidio es el homicidio respecto de un funcionario muy alto del Estado al que se le deben imputar una relación directa entre la víctima y el victimario, obviamente, nos quedamos a mitad de camino: si bien la cámara determinó que fue un homicidio relacionado a un hecho de tanta trascendencia institucional, como lo fue el memorándum con Irán, no alcanza para concretarse esa aseveración respecto de lo que hay en la causa y tampoco de quién ejecutó ese homicidio, ni tampoco hay imputaciones muy directas, salvo la de Lagomarsino, que se le imputa una participación en el hecho, pero no un ejercicio directo en el resultado”. 

Sin comentarios

Deje una respuesta