El partido que iban a disputar las Selecciones de Israel y Argentina el próximo 9 de junio en Jerusalén fue suspendido.

Si bien resta la confirmación oficial, fuentes indican que el equipo que dirige Jorge Sampaoli está buscando rival para reemplazar el encuentro y jugar en Barcelona, ciudad donde el plantel está alojado antes de viajar al Mundial de Rusia.

Desde que se informó que el partido sería en Jerusalén se desataron marchas pro palestinas y anti Israel en distintas ciudades del mundo, con el objetivo de cancelar el encuentro. Y lo lograron.

Sin comentarios

Deje una respuesta